Traductores

English cv French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ERA CAMINANTE CONVENCIDO Y NOCTÁMBULO CALLEJERO ...

Buscaba independencia por inquietud personal y libertad por derecho propio. Quiso conquistar la amistad de su dignidad, pero para ello tuvo que pagar una absurda y cínica deuda jamás contraida, que fiscalizó su vida y la de los suyos. Finalmente cayó en la trampa de la tarántula institucional, de la que sólo le separa una fría y seca tapadera semiabierta...

Acoso. Grabación en octubre de 2009

¡NO A LA INCOMUNICACIÓN,POLUCIÓN Y OSCURANTISMO!

¡DIVULGA LOS SIGUIENTES BLOGS, POR FAVOR!

VAGABUNDO TRAS LA LIBERTAD

EL CUADERNO DE GUILLERMO: NO, GRACIAS. (ACOSO INSTITUCIONAL EXTREMEÑO)

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL
Pincha y accede al vídeo

Entrevista por Luís Herrero del Olmo, el pasado 10 de marzo, en "esRadio"

jueves, 22 de abril de 2010

¿SABEN DE QUIÉN HABLO?



El pasado día 5 de abril, a las 18:30´, me llamaba un personaje de la vida pública extremeña. En el contestador me quedaba un mensaje en el que decía que se me daría una cita para este mes, ya que le había llegado un correo...

Anteriormente, el día 12 de marzo, hice un escrito a este individuo solicitándole una serie de información relevante para mí y mi familia, así como la búsqueda de soluciones reales y eficientes para mi hija.

Días después, a través de una de sus secretarias se me daba cita para hoy, día 21 de abril a las 18 h.. Aunque ya le comenté a esta persona que no había solicitado reunión alguna sino información por escrito, le confirmé que iría. En realidad no incluí en mi escrito solicitar audiencia pública, ya que el 21 de marzo de 2007 así lo solicité en un extenso escrito y ni se me contestó ni mucho menos se me dio cita (Léase Vagabundo tras la libertad: ANTECEDENTES (IV)).

A las 18 h. en punto estaba allí, junto con la presidenta de la Asociación para la Libre Educación, Azucena Caballero, que me acompañaba. Nos pasaron a una salita en la que estuvimos por espacio de cerca de una hora esperando. Finalmente, pocos minutos antes de las 19 h. el personaje en cuestión, serio y con cara de preocupación nos recibió.

Tras saludarnos nos soltó esa frase tan socorrida de “bueno, ustedes dirán” a lo que le contesté que no, que era yo quien quería saber qué me tenía que contar, como le solicitaba en mi escrito de marzo pasado CARTA AL PRESIDENTE DE LA JUNTA DE EXTREMADURA.
A medida que una anodina conversación surgía pude comprobar que este hombre estaba ausente, perdido, desubicado y que, en realidad, el tema que se iba a tratar en teoría ni lo había preparado, ni le había preocupado, ni estaba al tanto de la situación. Tuve que darle referencias de un acoso escolar sistemático y consentido; de una niña que con 10 años declaró a su pediatra, tras salir del colegio llorando que se quería morir; de los 18 meses transcurridos sin poder asistir a clase sin que nadie se preocupase por el tema; de la negativa de permitírsele pasar a 1º de la E.S.O. este curso a pesar de estar prematriculada y ni siquiera intentar evaluar su trabajo y esfuerzo, a pesar de ese bullying consentido; de cerca de dos años desde que el padre se viese obligado a dejar su trabajo y por ello, hoy día endeudado; de una huelga de hambre en 2007 breve tras conseguir promesas verbales de la Consejera de Educación, Eva Mª Pérez y el Director General de Política Educativa, Gómez Valhondo, luego incumplidas; de cinco intensos años intentando que a mi hija se le diese lo que por normas de obligado cumplimiento expresan, resumidas en unas 500 páginas o más de escritos; de falsas denuncias e informes polucionados; de negación de subvenciones para alumnado con necesidades educativas específicas, a pesar de cumplir con todos los requisitos y de ser ofertadas por la Consejera, Director General de Política Educativa, Jefa de Atención a la Diversidad, inspectoras varias y E.O.E.P. entre otros; de la asociación de las Consejerías de Educación, Igualdad y Empleo y Servicios Sociales para hacer piña y dar lugar a un verdadero caso de ACOSO INSTITUCIONAL; de la somatización del padre al perder cerca de un 50% de la visión en su ojo derecho; de las lesiones de mi hija por autolisis, pesadillas, llantos frecuentes… producto del cuadro ansioso-depresivo sufrido, etc, etc.

Entre sus perlas cultivadas estaba aquello de que él era médico y negaba que mis preocupaciones por este lamentable caso me hubiesen somatizado en tres lesiones en la retina. Yo no soy médico pero son bastantes oftalmólogos los que me lo han ratificado le contestaba yo; que el caso lo plantease a los Juzgados (acción que por cierto está denunciada) desentendiéndose y por tanto pasando a ser negligente y cómplice, por ende cobarde; que Educación ya me informó detalladamente, por lo que le insto a que me dé copia de ello, puesto que ni se me ha informado adecuadamente ni cuando las escasísimas veces que lo hicieron se atenían a los hechos; falseándolos, menos dando información detallada; que yo iba con la escopeta cargada, como si tras 5 años de ninguneo, polución de hechos y falsas denuncias y acontecimientos tuviese que llevarle un "souvenir" de mi pueblo o una pegatina de Refinería sí, con Ramón Ropero sonriendo, por ejemplo.

Tras esta breve interacción y la incomodidad de esta persona, que ya llegaba a poner los zapatos en una mesita baja de cristal cual adolescente tabernario, se levantó tras unos 15 minutos de un absurdo amago de reunión, diciéndonos que tenía prisa pues tenía que salir para Cáceres; por lo que viendo que jamás podríamos llegar a un acuerdo ni compromisos serios le insté a firmarme el escrito que más abajo anexo, como que lo recibía a lo que se negó, diciéndome que él me había dado cita y que no firmaría nada, subiendo en exceso el tono de voz, a lo que tuve que decirle que no me levantase la voz puesto que yo no lo había hecho y que no le había solicitado cita sino información por escrito y compromisos. Finalmente con muy malos modales me abrió la puerta y prácticamente me obligó a salir de allí. Mi acompañante le pidió una fotografía que se hizo junto a él, transformando in situ su cara de ira y de enfado en una semi sonrisa "profident". A la salida un grupo de sudamericanos esperaban en la salita de espera. ¡Suerte, la van a necesitar!, le expresé a uno de ellos.

¿Saben de quién hablo?

Está claro que cualquiera puede ser jefe. El sueño americano... quise decir extremeño.


AL PRESIDENTE AUTONÓMICO DE LA JUNTA DE EXTREMADURA

Sr. Fernández Vara:

Aunque quedan pocas horas para esa reunión que mantendremos hoy día 21 de abril de 2010, a las 18 h., en su residencia, preveo que usted, como ya me ocurriese con una inmensa mayoría de cargos públicos de la Junta de Extremadura, no me facilitará en dicha cita (aunque se lo recordaré) ese informe detallado y exhaustivo de instituciones tales como Educación e Igualdad y Empleo, entre otras; que le solicité por escrito y registré el mes pasado, a fin de cotejar y aclarar “realidades”.

Si lee ese escrito referenciado, en él se dice, entre otras cosas:

“le solicito se interese por buscar una solución a este caso. Le insto también a que, como paso previo en la consecución de los objetivos, que son claramente la inclusión educativa y social de Silvia, solicite (y me de traslado por escrito) un informe detallado y exhaustivo al Sistema Educativo y a las Instituciones implicadas para clarificar y cotejar posturas y realidades en este caso, dada la gravedad del mismo, para junto con una propuesta de soluciones consensuada conmigo, como tutor y protector de estos niños, se aclaren responsabilidades y se canalicen soluciones reales a esta lamentable situación, de la que, en modo alguno, no se deberían descartar posibles depuraciones y responsabilidades político-administrativas, llegado el caso.”

Espero que entienda que de esta reunión deben surgir soluciones reales, como digo, pero siendo condición necesaria, no es suficiente, ya que dada la gravedad de lo que vengo denunciando desde hace años, entiendo que se deben depurar responsabilidades. Responsabilidades de las que le hago, como conductor principal de todo el Sistema Institucional Extremeño, principal interesado en que ello se verifique; puesto que, de modo contrario, sería gravísimo no sólo para mi hija Silvia y para mí como padre y protector de mis hijos; sino para lo que usted representa en el global de la Administración pública de nuestra Comunidad Autónoma de Extremadura; es decir como responsable máximo y superior de todas las Instituciones implicadas; Es por ello por lo que le reitero que dado que preveo no se me dará traslado por escrito en esta cita de esos informes para, como decía el mes pasado, clarificar y cotejar realidades; y por ende responsabilidades, usted si llega el caso podría pasar a ser un cómplice más en los graves hechos que se vienen produciendo y denunciando, como insisto desde hace años, al no investigar el caso y clarificar hechos.
Por tanto, en previsión de lo que creo acontecerá dentro de pocas horas, le insto a que me firme, con la hora real de las firmas y registro el presente escrito, del que le dejo copia.

Mérida, 21 de abril de 2010 a las ....... horas


Fdo.



Atte. Manuel Rodríguez González

D.N.I. …………….

C/ …………..

Villafranca de los Barros



Fdo.

Presidente de la Junta de Extremadura

D. Guillermo Fernández Vara

Avda. Fernández López

Mérida (Badajoz)

21 comentarios:

Cantares dijo...

Me he quedado sin palabras.
Algo que se me cruza por la cabeza es que esta persona que te entrevistò no tiene conciencia ni verguenza.
Un abrazo

Vagabundo dijo...

Yo me quedé absorto por el trato y por la falta de concienciación hacia los más básicos derechos de la infancia; más cuando esa persona representa a toda una región, a toda una Comunidad Autónoma; en este caso a Extremadura, de la que pienso, a vece es una prolongación del área norteafricana. Esta persona, Ana, es el máximo representante de mi región: es el presidente autonómico actual.

Este esperpéntico amago de reunión ha dado lugar a un antes y un después. Yo,por supuesto por mi hija no pararé.
(Esa era la expectativa que comentaba en un post en tu blog).

Un abrazo y gracias pr el interés y apoyo mostrados.

Vicen dijo...

Incomprensible e injusto, falta de sensibilidad, solidaridad, humanidad, y sobre todo obligación, es su obligación como presidente atender al personal en condiciones más aún cuando has sido solicitado para dicha reunión por él.

No entiendo nada ni entenderé muchas cosas de este mundo.

Animo amigo, y hacia delante, estoy contigo.

Un abrazo

Guillermo dijo...

Si las cosas son como usted las cuenta, yo no estuve presente en esa reunión. Hablamos de la reescolarización de su hija y de poder hacerlo en las mejores condiciones. Esperaron 35 minutos y la reunión se prolongó por espacio de 30 minutos. Yo no aspiro a tener la razón pero sí a que se diga la verdad.
Guillermo Fernández Vara

Cristina dijo...

Señor Guillermo Vara, dudo de su palabra, su puesto de trabajo (el que pagamos TODOS,incluido Manuel y su hija, por lo tanto, creo que debería tratar con más respeto, pues el pan que se lleva a la boca se lo ponemos nosotros).
Los padres de niños con necesidades educativas especiales recibimos un trato degradante por parte del mundo basura del politiqueo. Sus palabras se las lleva el viento. Comience a actuar y ganara en credibilidad, deje de debatir si usted o este padre tiene razón, no és su labor hacerlo, su labor és trabajar por el bienestar de Silvia en este caso.
No queremos palabras, queremos echos. HAGA SU TRABAJO,que para eso le pagamos.
Atentamente, una madre que recibió un trato muy similar por parte del regidor de educación del ayuntamiento de terrassa, JOSEP PAMIES. Ustedes no tienen credibilidad, la pierden mientras a nuestros hijos se le pisotean sus derechos y ustedes se quedan impasibles, como si no tuvieran nada que ver.
Viven en otro mundo a costa de los más debiles.

Mª Ángeles dijo...

Además de una reescolarización en las mejores condiciones como viene a decirnos, deberían y lo digo con todo el respeto, de abrir una línea de investigación institucional para saber por qué se ha llegado a estos extremos. Estamos hablando de más de cinco años en el que una niña ha sido objeto de acoso escolar, consentimiento profesional y víctima de unas secuelas psicológicas y emocionales documentadas que nada ni nadie podrá borrar. Si de algo se puede acusar a Manuel es de ser perseverante pero no de mentiroso y prueba de ello es la creación de este blog donde a través de documentos y exposiciones analíticas y exhaustivas nos está haciendo ver a un buen número de ciudadanos, los mismos que depositamos nuestra confianza en las administraciones y en los políticos, que un día y porque sí, podemos ser víctimas de atropellos sin precedentes por consentimiento de responsables con nombres y apellidos.
Lo importante no es si fueron 20 o 30 minutos de reunión , sino si de verdad hay voluntad por dotar a esta niña de los elementos que precisa y encontrar la forma en que a través de una línea de investigación se evite el que sea otra niña y otra familia quien sufra esta inhumana e indeseable situación y eso solo es posible através de un firme y serio compromiso tanto personal, como institucional como político, donde si hay que depurar responsabilidades se depuran por el bien del conjunto social al que se representa y sobre todo de uno mismo, dado que esa representatividad no supone ni más ni menos que el ejercicio de confianza de la población en sus políticos.

En sus manos está Guillermo, demostrarlo y conseguirlo.

Un saludo.

Vagabundo dijo...

Las cosas que cuento fueron así, Sr. Fernández Vara. Mi último vistazo al reloj en la salita de espera marcaba las 18:50´, como comentamos Azucena y yo, mientras nos dio tiempo de hablar de ballet, piano, homeschooling, sociedad política y demás…

A la salida, ya enfrente, y cercanos a dos desdichadas personas que con una pancarta en mano solicitaban una vivienda digna, mi reloj marcaba las 19: 18 aproximadamente; es decir calculo que estuvimos unos 20 minutos en su despacho. Si a ello le restamos la parafernalia de levantarse del sofá tras negarme un simple recibí, una llamada a su secretaria para hacerse un par de fotos con la Sra. Caballero, determinados cambios de conversación para hablar de ALE y cierta tensión al tenerle que llamar la atención tras exabruptamente elevar el tono de voz, abrirme la puerta y casi obligarme a salir deduzco que minutos más, minutos menos, la reunión efectiva duró unos 15, 20 minutos a lo sumo, donde usted ni me comentó nada nuevo ni me mostró una disposición e interés real por una niña y por un caso muy grave, al que le invito a repasar en mis artículos de opinión en este blog y que me ratifico completamente no sólo en este escrito sino en todos los que por el momento están publicados en dicho blog, incluido el de “Políticos de mierda”, donde si usted lee invito a todos y cada uno de los que se dedican a ello que expresen que ellos son parte de esa minoría casi en extinción para que ojalá pueda finalmente confirmar por mi parte que quien se atreva y me demuestre a mí y a quien entra que es un pura sangre, un verdadero servidor de la ciudadania, sin distinciones, ni cuantificación. Adelante pues, sr. Fernández Vara.

Le invito además a que se lea el escrito que le envié a usted y a otros altos cargos políticos e institucionales, registrado el 21 de marzo de 2007, donde ahí sí que le solicitaba audiencia pública, además de contestación por escrito y se anime a contestarme públicamente, ya que no lo hizo en su momento. Me encantaría sr. Fernández Vara poder ponerle en la lista de los políticos valientes, decentes y servidores pragmáticos de esta sociedad, pero para ello me lo tiene que demostrar… sobre todo a esa niña que espera. No me haga ponerle algún audio sobre el estado anímico-emocional de mi hija como ya lo hice con alguno de sus colaboradores, entre ellos al Director General de Política Educativa y su Consejera, no vaya a ser que le tenga que preguntar públicamente que si están dispuesto a dejar su cargo si soy capaz de demostrarle que me mintieron en esa reunión del 24 de mayo y luego en junio y no supieron ni siquiera darle el apoyo que por ley necesita esa niña.

Vagabundo dijo...

No juegue usted a ser campechano ni gente de pueblo cuando ni siquiera se alertó por lo que ayer le expresaba. Es usted médico forense, que no oftalmólogo, además. Recuerde el código deontológico de su profesión y no olvide casos como el de Jokin o alguna que otra niña violada, vejada o asesinada. No juegue ni ponga en duda los sentimientos de amargura de un padre y su hija. No me jodan más, por favor. Ya sólo me queda dignidad, esa que celosamente mantengo. No me obligue a tomar una “última bifurcación”, como expreso en el artículo “Caminante no hay camino”, porque no soy jugador de poker ni me ando con sandeces. No me obligue a tomar posturas radicales, no vaya a ser que usted y unos cuantos correligionarios pasen a la historia de esta democracia; no por sus logros sino por sus vergüenzas.

Insisto lea lo que manifiesto. Para muestra un pequeño fragmento del 21 de marzo de 2007, emviado a usted entre otros, antes de una “curiosa” apertura de expediente por posible desprotección hacia mis hijos:

“La historia pasada parece no quedar tan lejos; uno se siente empujado a marcharse, aún sabiendo que sólo intentó ejercer sus derechos, los de sus hijos. Mi hija está herida, yo indignado… pero no pasa nada. Siempre hubo vencedores y vencidos, siempre habrá causas perdidas: Pasadas, futuras y, como no, presentes. Al fin y al cabo la historia individual y específica tiene muy mala memoria, desconoce esos pequeños detalles de gente que no representa mayorías, pero que lamentable y lentamente se vuelven “no creyentes”. Un saludo, sr. Presidente

Atte. Manuel R

Vagabundo dijo...

Agradeceros a todos: Ana, ya casi asidua y argentina noble y comprometida con causas casi perdidas; Vicen una estrecha colaboradora, amiga y madre coraje, que con 11 madres más tuvo el valor de sacar adelante la especialidad de paidopsiquiatría en este país, inicialmente promovido por el Dr. Joaquín Díaz Atienza; un excepcional profesional y aún mejor persona; Cristina la reina de una princesa con alas rosas; nuestra princesa con una madre excepcional que sin ellña saberlo nos aupa cuand ohabla de Noelia y, cómo no, otra mujer coraje, emblemática y consecuente y fuerte; una jabata que a pesar de sus limitaciones físicas tiene más dinamismo e hiperactividad que muchos denominados "sanos".

Gracias Sr. Fernández Vara por visitarnos y por exponer su punto de vista.

Vicen dijo...

Sr. Guillermo Fernández Vara, no tengo el gusto de conocerlo, pero si he escuchado hablar de usted y más de boca de mi amigo Manuel, yo no soy quien para poner en duda su trabajo ni más ni menos, puesto que no lo conozco y no sé cómo trabaja, pero en el caso de Silvia si puedo hablar porque conozco los hechos con pelos y señales, soy amiga de Manuel desde hace años y conozco a sus hijos y a él en persona.

Mire usted Sr. Guillermo, mi amigo Manuel puede pecar de algunas cosas, tendrá sus fallos, sus defectos, como cualquier otra persona, pero no es ningún mentiroso y doy fe de ello porque como he dicho lo conozco muy bien.

He visto a Silvia y se como esta, he visto las heridas que se hace al rascarse por la ansiedad que padece, la he escuchado llorar y se me encogió el corazón al escucharla, decir una y otra vez que odia a todo el mundo, y preguntarse una y otra vez el porqué le hacen esto, es muy duro que un padre viva esto día tras día viendo como su hija se hunde poco a poco por el desprecio acumulado del día a día, yo he sufrido junto a esta familia, y no soy la madre, imagínese usted como lo pasa el padre.

Hagan algo por Silvia, no es mucho pedir lo que está pidiendo este padre para su hija, solo que lleve una vida digna y normal como cualquier niño, ¿deberás que ustedes tienen la conciencia tranquila de ver a niños que sufren y no hacen nada por ellos? ¿ La tienen tranquila? Yo no la tendría ni dormiría por las noches Sr. Guillermo.

Para terminar les suplicaría a quienes corresponda en este caso que hagan su trabajo, y hagan algo por Silvia para que esta niña deje de sufrir, les ruego hagan algo.

Un saludo

Att. Vicen Soto

Rudy Spillman dijo...

Hola Vagabundo. Éste es uno de los temas álgidos que logran inflar mi vena y me llenan de impotencia. Fíjate que salvo casos excepcionales, en el acoso escolar los niños inadaptados y con problemas (a veces muy serios) son los que acosan, y el acosado/a sólo una víctima. Pero ante la tremenda pasividad, lentitud en las acciones y apatía social, muchas veces se le crea de la nada, al niño acosado, un trauma psicológico que puede llegar a extremos como el suicidio. En estos casos, los padres deben actuar de manera rápida y enérgica. Si las autoridades escolares, Ministerio de Educación o el organismo competente no resuelve el problema del niño de manera inmediata, debe retirarlo de la escuela aunque sea temporariamente, pues los daños psicológicos a veces pueden resultar irreversibles. Y no hay nadie que pueda y tenga derecho a obligar a dichos padres a mantener bajo semejante tortura a su hijo/a. Lo primero es preservar la salud mental del niño. Luego vendrá la educación. Y en todos los casos, las autoridades deberían hacerse responsables de dicha situación.
Un saludo.

Vagabundo dijo...

Buenas noches, Sr. Spillman. Estoy completamente de acuerdo con sus reflexiones y prácticamente es lo que he hecho.

Sin embargo es tétrica, hitchcockiana y /o kafkiana la conducta de un Sistema que ignorante, zafio y pervertido de viciado corporativismo exacerbado muestra ante la incompetente resolución de sus obligaciones con el ciudadano, la agresiva respuesta de arremeter contra la víctima, como salida temerosa al saberse o sentirse incompetente. Sin duda alguna refleja esa impotencia a la sociedad de la que dice ser garante; transmite, traslada y provoca en las masas ese mensaje envenenado de que la mayoría es la que cuenta; la que por tanto debe ser considerada. La víctima, la familia acosada, el pequeño grupo es finalmente ninguneado y pasa a ser un frío contador estadístico que poco o nada importa; más si se oculta y se disfraza. Al fin y al cabo es mero fascismo, revestido de pseudodemocracia. Al fin y al cabo , lo importante es el Estado, no la individualidad o minoría. esa no es atractiva.

Gracias por su comentario y, por ende, por su compartido criterio, que lo crea o no, me hace sentirme respaldado cualitativamente para seguir adelante.
Por cierto, es un orgullo, para mí, haber interactuado con usted como escritor muy respetable, aunque sea en temas puramente relacionados con la fagocitosis institucional. Le invito a leer un artículo con ese mismo nombre en este blog.

Lo dicho , mi agradecimiento más sincero

Manuel

Juan Luis G. dijo...

Hola Manuel.

Todo esto me parece alucinante, la verdad. ¿Qué delito ha cometido una niña para sufrir todo esto? ¿Tan difícil es dar solución a este problema en esta sociedad supuestamente moderna y avanzada? Sin entrar a valorar las opiniones y acciones de Manuel, su hija Silvia tiene todo el derecho a recibir la educación que se merece, pero sobre todo, a no tener que sufrir agresiones ni humillaciones. Y por todo esto tienen la OBLIGACIÓN de velar las Instituciones que mantenemos todos los ciudadanos para que nos amparen a todos por igual. Esa niña necesita ayuda y es inhumano e indignante que, habiendo medios para ello, no se haga nada.

Un abrazo, amigo.

Sin castigos dijo...

Hola a todos. Escribo para tratar de clarificar un poquito el tema.

Lo primero trasladar todo mi apoyo a Manuel, y más que a él, a su hija. Supongo que Manuel sabe mucho sobre acoso. Porque en casos así, aprendes a marcha forzada.

Como se ha dicho aquí, en los casos de acoso, todos necesitan ayuda, incluso los acosadores. No es fácil detectar el acoso. Simplemente por la inteligencia de los acosadores. Si yo soy una maestra en un cole (soy psicologa) y no veo las cosas desde el principio, no sabré quién dice la verdad y quién miente. Por eso en varias ocasiones no es sencillo distinguir quién es el verdadero acosador.

Mi sobrina sufrió acoso, pero la maestra nunca supo quién era la verdadera instigadora. Y si no tienes pruebas no puedes hacer absolutamente nada.

La solución en estos casos y en mi opinión, pasa por técnicas de solución de problemas en los coles, que queden fuera de los castigos.

Ahora bien, en cuanto al tema que se trata en este apartado, voy a decir algo, que creo que no va a ser popular. Pero lo diré igualmente.
Resulta que existe la división de poderes. Por tanto las funciones de un presidente de gobierno autonómico están perfectamente definidas. Y las funciones del juzgado, también están definidas. Yo creí entender que las denuncias en juzgado están puestas. Son los juzgados los encargados de depurar responsabilidades.

Y sería educación quién tendría que encargarse de poner programas en todos los colegios que garantizaran que el bulling no se produjera. Yo se que existen colegios dónde hay equipos antibulling que funcionan perfectamente. Tal vez se podría crear una asociación anti-bulling que se dedicara a pedir que cada colegio de España tuviera un equipo especializado en estos casos. No solo por tu hija Manuel, sino por la gran cantidad de acoso que existe.

Seré la única a la que me parece normal que el presidente no firmara el escrito. Aunque sea sólo un recibí, para eso existen los registros. Porque el presidente es una institución, no una persona.

Por último Manuel, siento mucho que en la entrevista no hayas conseguido lo que buscabas. Pero considero que las garantías en los colegios se consiguen de otro modo. Y que tal vez si muchos afectados por el bulling nos unieramos y nos dedicaramos a informar sobre ello y pidieramos equipos especializados, otro "gallo nos cantaría".

Vagabundo dijo...

"Sin castigos", aunque escribes desde el anonimato, te voy a responder:

El acoso en el caso de mi hija está muy constatado. Hay varios informes al respecto que así lo demuestran y otras cosas que me las reservo por el momento. También puedo afirmar, como lo vengo haciendo, que parte del profesorado, incluido directores conocen el tema, pero como se hace habitualmente se ningunea por la absurda idea de que es contraproducente para el centro; cuando creo si las cosas se hiciesen bien, sería un crédito y una buena carta de presentación; lo contrario es complicidad y por tanto COBARDÍA. Este proceso además es sistemático ya que se viene dando desde prácticamente toda la escolarización de la niña.

La solución yo creo que es coger al toro por los cuernos y delimitar en cada caso responsabilidades, ya sea hacia los padres de esos menores; y depuraciones hacia el colegio, cuando como habitualmente se viene haciendo, son los propios colegios quienes niegan el caso. Si encima, como me ha venido sucediendo a medida que subes en la pirámide, las autoridades correspondientes, no cotejan, ni hacen su papel de control de calidad y clara y absurdamente realizan un corporativismo exacerbado, el resultado es el que vemos: que hasta varias consejeras, directores generales e incluso, en este caso, el presidente de la Junta son cómplices en este síndrome de Diógenes, intentando esconder, ninguneando y ocultando el caso, por lo que son cómplices directos y, por tanto, como antes decía COBARDES. Más grave aún porque estos altos cargos representan a instituciones regionales que con su silencio, mirar a otro lado e incluso permitir falsos informes y de hechos sin recabar una comisión de investigación seria, exhaustiva y minuciosa están pudriendo a Sectores relacionados con ellos que seguramente estén haciendo bien su trabajo, pero obviamente salpicados de tanta “basura”.

La división de poderes hoy día deberías saber que tampoco está independizada, pues sólo hay que ver la organización y jerarquía del poder judicial condicionado por el Ejecutivo. En todo caso, Vara es nuestro representante máximo y él en último caso es el responsable de limpiar y de que haya claridad, compromiso y un servicio honrado y efectivo hacia sus ciudadanos, más aún en este caso hacia una menor con seria problemática. Es su responsabilidad.
El presidente es el órgano unipersonal que nos representa: No sólo como cabeza visible sino como responsable máximo para lo bueno y lo malo. Si no depura él posibles negligencias, mala fe e incluso indecencias de su equipo directivo; y teniendo en cuenta la dinámica en tiempos y en forma de los juzgados, ¿quién arreglará a esa niña esa etapa perdida y amargada, esa infancia jodida?, ¿ o habrá que esperar algún lustro o decada para ver si con suerte se hace justicia?, ¿sería justa entonces cualquier sentencia después de que nadie remediará el fracaso social, emocional y el futuro violado a edsa niña?. ¿Es esa la actitud de quien debe preocuparse por los problemas de los ciudadanos, un nuevo Pilatos, mientras mi hija y mi familia nos pudrimos?. Creo que no. Ahí Vara se ha confundido.

Finalmente “sin castigos” creo que no conoces mi caminar desde que mi hija comenzó su escolarización hace ahora más de 9 años y mi batallar especialmente desde los últimos 5. Aquí en este blog tienes argumentos. Hay bastantes más (Hablo de seguramente unas 500 páginas o mas). Te invito a leerlos y luego ya me dirás. El gallo no canta porque se le ha coartado “cantar”, incluso está afónico porque ninguna gallina lo escuchó.

Saludos y gracias por tu comentario.

Nubes-y-claros dijo...

Manuel, que poca verguenza tienen nuestros gobernantes, y por la niña del velo han perdido el culo por dar solución rapidamente, a las claras esta,no todos somos iguales. Que no te falten las fuerzas,pero esos mandatarios se encargan de no ponerlo facíl, sinceramente no entiendo por que tardan tanto en dar una solución para Silvia.

Un abrazo muy fuerte para todos.

Vagabundo dijo...

Buenas noches, Nubes y claros:
No todos somos iguales; es cierto ni los somos ni debemos, pero el problema no es ese: el problema se soluciona rápidamente según la cuantificación. No nos confundamos. Esa chica ha tenido apoyos y seguramente toda un colectivo que presiona. No es el velo el hilo conductor, sino la supuesta xenofobia la que traería problemas a la administración; por ello se ha dado una rápida solución. En el caso de mi hija lo tienen casi (casi) fácil; sólo que su padre le echa muchas ganas y ahí poca gente me gana. Pero el padre está solo como otros que ya pagaron la osadía de denunciar a nuestras sacrosantos protectores. Aislado, dividido, con rumores, bulos y falsedades a diestro y siniestro buscan agotarme y minarme, sólo que llegaré hasta donde haga falta; cansado pero llegaré...

Gracias a tí y a tod@s por vuestros comentarios

Sin castigos dijo...

Aunque no lo creas Manuel, conozco bastante sobre el acoso. Y si quieres que conozca las pruebas al 100 % solo tienes que decirme "las pruebas son estas". Y el culpable directo es "fulanito". Estan grabados, hay tantos testigos, ninguno miente... etc. Yo conozco tu caso hace poco, pero no es el único caso que he estudiado. Ya te dije que mi sobrina lo sufrió. Y ahora te digo que lo sufrió desde primero de primaria a primero de E.S.O. Y en su caso en particular, salvo mi sobrina, nadie sabía quién era el instigador principal. Y por supuesto no había pruebas. En éste caso según tú existen las pruebas inconfundibles. Sólo te pido que me digas cuales son.

Y en cuanto al presidente. Es una institución unipersonal que nos representa. Repito que soy psicologa y no abogada. Efectivamente hay una conexión entre poderes. Pero estoy algo perdida. ¿Qué mecanismo usaría el presidente de la comunidad autónoma en tu caso? ¿Qué mecanismos legales puede el usar para depurar responsabilidades? ¿Para reescolarizar a tu hija?

Y por último Manuel, una pregunta ¿qué te parece lo de informar y pedir cosas concretas que impidan que hayan más "Silvias"?

Mi nombre es Tere. Soy la creadora de la red sin castigos que aparece en mi nick. Si pregunto es es por interés real.

Vagabundo dijo...

Hola Teresa García. Como verás yo sí te he dejado que se publique tu comentario, aunque si hubiese seguido con vuestra lógica, como hicísteis con los míos en vuestro blog, seguramente no debiese haberlo publicado.

No tengo más que decirte, moderadora. Ya te contesté por dos veces en correo particular.

Sin castigos dijo...

Manuel, eso es un golpe bajo. Y creo que lo sabes. La moderación a la que te refieres parte de un equipo. Solo que a mi me toca la parte más fea, digamoslo así.

Mis preguntas son sinceras, y mi preocupación también. Y no sólo por tu hija, sino por todos los niños que sufren bulling.

Si te pregunto qué herramientas tiene un Presidente para hacer lo que le pides es por pura lógica. Si existen esas herramientas, yo sería la primera en aconsejarlas. Te repito que mi profesión es psicologa y no es el primer caso que veo de este tipo. Y no te engaño, lo he sufrido en carne propia, pero no había pruebas.

Y la solución que te proponía, de hacer asociaciones e informar y pedir lo que sería necesario en los colegios para evitar el bulling, tambien viene de la experiencia. Y de saber que "castigar" a los "responsables" (en esos casos nunca está claro el verdadero responsable, y por eso te hago la pregunta tan directa. Aparece un ejecutor, que rara vez es el insitigador)

No insistiré más. Si no quieres responder a las preguntas, estás en tu derecho. No te he descalificado. No te he insultado. Y las preguntas son sinceras. Ahora es tu responsabilidad responderlas o no. Y por supuesto estás en plena libertad de no publicar este comentario, ya que es repetición del mio anterior. Me basta con qué lo hayas leído. Y con qué los numerosos lectores de tu blog hayan leído lo que considero podría ser una solución. Si me dedico a la red Sin castigos, es por que amo a los niños y deseo que dejen de sufrir.

Vagabundo dijo...

Teresa, deberías haberte presentado al principio. Paso a contestarte: De golpe bajo, como dices, nada de nada. Pura sinceridad. Otra cosa es que te duela, pero deberías entonces hacer propósito de enmienda e incluso ser más empática y haberos puesto en mi lugar. Al fin y al cabo eres psicóloga.La moderación en vuestro blog se convirtió en censura, por tanto no te engañes. No descalifiqué allí a nadie; sólo describí lo que en esa reunión se dio y eso que no comenté la sensación de vacío que sentí al final de la reunión por cierta actitud. ¿Crees que voy a ser tan pardillo de comentarte mis pruebas para que las lea toda la plana de la Junta de Extremadura e incluso que alguien gane enteros?. Hablas de preocupación pero menuda forma de preocuparte por una niña que ha venido sufriendo bullying y por extensión mi familia. Nos habéis quedado solos ya que vuestros argumentos como Asociación han sido penosos pues das a entender que los que podamos volver antes o después a escolarizar al modo tradicional a nuestros hijos no tenemos los mismos derechos que los demás.
Respecto a lo que cuentas de los responsables no son los niños (a los que se les debería haber vigilado y canalizado de algún modo esa disrupción, falta de respeto, intolerancia, etc., etc.) El responsable directo hoy día tras muchísimos años ninguneando y permitiendo con la dejadez y el mirar a otro lado es el sistema educativo, pero como te decía para eso tienes que leer con interés los muchos articulados que escribí, en lugar de dar consejos que no valen para nada, entre otras cosas porque ni existe actitud ni aptitud por el Sistema educativo en su conjunto aunque los agresores siempre tengan un modus operandi típico. Curioso por cierto que esa misma tarde Azucena me comentara casos de palizas y vejaciones a muchos niños que hoy día están en Epysteme y en ALE, ¿paradójico no es cierto?. ¿Obligación o devoción como indicabas? Díselo a esas familias a ver que te responden. Finalmente dices que no me has descalificado ni insultado. Yo tampoco a ti, a no ser que no sepáis admitir vuestras contradicciones en vuestros mensajes verbales y de actuación, que creo no han sido en nada nobles y sinceros. Es mi opinión, por supuesto.Yo no me dedico a la red sin castigos y amo a mis hijos. Por supuesto estoy luchando para intentar que no sufran, aunque ya, mi hija al menos, padece secuelas irreversibles y yo también, Teresa. Seguramente llame a Azucena a la que le escribí y no me ha contestado y le pregunte si quiere comentarme algo sobre dicho tema, sin insistirle si no me tiene nada que decir. Ni busco protagonismo ni quedar encima de nadie sólo que insisto me he quedado defraudado. Por lo demás me olvidaré de opinar en ALE, donde por cierto tampoco se me ha habilitado la entrada a pesar de esperar mes y medio. Seguiré, como vengo haciéndolo solo pero con muchas ganas. Seguramente siga el año que viene en casa con los niños por tercer año consecutivo si no me dan una solución seria y comprometida que es lo más probable. Son muchos palos y mucha gente a la que conocí y ya no espero nada de nadie, Teresa. Saludos y como te dije por correo la última vez, no tengo más que añadir y zanjo el tema definitivamente. Nuestras diferencias de opinión, creo que no se van a resolver porque escribamos más o menos.
Buenas noches.
Manuel

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)
El cuaderno de Guillermo NO, gracias (Acoso escolar e institucional extremeño)

Horario mundial