Traductores

English cv French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ERA CAMINANTE CONVENCIDO Y NOCTÁMBULO CALLEJERO ...

Buscaba independencia por inquietud personal y libertad por derecho propio. Quiso conquistar la amistad de su dignidad, pero para ello tuvo que pagar una absurda y cínica deuda jamás contraida, que fiscalizó su vida y la de los suyos. Finalmente cayó en la trampa de la tarántula institucional, de la que sólo le separa una fría y seca tapadera semiabierta...

Acoso. Grabación en octubre de 2009

¡NO A LA INCOMUNICACIÓN,POLUCIÓN Y OSCURANTISMO!

¡DIVULGA LOS SIGUIENTES BLOGS, POR FAVOR!

VAGABUNDO TRAS LA LIBERTAD

EL CUADERNO DE GUILLERMO: NO, GRACIAS. (ACOSO INSTITUCIONAL EXTREMEÑO)

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL
Pincha y accede al vídeo

Entrevista por Luís Herrero del Olmo, el pasado 10 de marzo, en "esRadio"

domingo, 31 de octubre de 2010

A más horas de clase, menos rendimiento

 

España supera con mucho la jornada lectiva de varios países que obtienen mejor «nota» en el informe PISA


Un niño asturiano de Primaria tiene 225 horas más al año que uno de Finlandia

Un niño triste y aburrido no aprende

Una quinta parte del tiempo, mandando callar


SORDERA INTELECTUAL. Un niño triste y aburrido no aprende

Eduardo GARCÍA - OVIEDO LA NUEVA ESPAÑA)


Estar mucho tiempo en clase no garantiza mejores notas. En ocasiones, sucede justo al contrario. El número de horas lectivas de un niño español en torno a los 8 años -en mitad de la Primaria- es de 833 por curso, y las de uno de 15 años, al final de la Secundaria Obligatoria, llegan a 979. En Primaria un escolar asturiano recibe unas doscientas horas más de clase que uno de Finlandia o de Alemania, pero los resultados académicos de las pruebas PISA de las que se tienen «notas» (las celebradas en 2006) son en estos dos países notablemente mejores que en España.


Los datos de horas lectivas obligatorias en los países de la OCDE (la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) están incluidos en el informe de este organismo sobre el Panorama de la Educación 2010.

Japón es otro caso a tener en cuenta, porque con muy escasas horas lectivas por curso escolar (709 de media), sus resultados en PISA lo situaron en el sexto puesto del ranking internacional en lo que respecta a competencia en Ciencias. Finlandia es probablemente el caso más sorprendente: es el país europeo con menor número de horas de clase, y es el país del mundo con mejores resultados académicos. Suecia es otro ejemplo a seguir, porque con casi cien horas menos que España se ha situado en el décimo puesto mundial en competencia lectora.


Aquí nos duele. Los cinco países de la OCDE -entre los grandes del club- con menor número de horas lectivas por curso tienen mejores resultados en comprensión lectora que España (Finlandia nos saca casi 90 puntos sobre un baremo medio de 500).


En Matemáticas sucede algo parecido. Los cuatro países con menos horas de clase (Finlandia, Alemania, Noruega y Japón) se sitúan por encima de España, que en el ranking matemático PISA 2006 ocupa un lamentable puesto 35, junto a Italia y Grecia, otros que tal bailan. Hay países donde la chavalería «vive» en los centros docentes, como es el caso de Italia: casi 900 horas lectivas por curso y en la cola de los países europeos representativos.


Un niño de Primaria cursa en España, como media, 68 horas más de clase que la media de la Unión Europea (19 países, antes de la última ampliación) y 74 horas más que los de la OCDE. En Secundaria las cifras son incluso más evidentes, con diferencias que van desde las 77 a las 93 horas.


En España hay un calendario vacacional muy amplio: Navidades, Semana Santa, a veces hasta Semana Blanca, más las vacaciones estivales, que comienzan en junio y no acaban hasta principios o mediados de septiembre, cuando casi toda Europa lleva ya unas semanas de clase. Si con más vacaciones hay más horas lectivas, es preciso interpretarlo como la consecuencia de unas jornadas «laborales» excesivas para los niños.


Dentro del club de los 42 estados de la OCDE, entre los fijos (ahí está España) y los adheridos, hay excepciones a la regla, y muy a su pesar. México y Brasil tienen pocas horas de clase, 800 como media por curso en Primaria, pero sus resultados son catastróficos (y aun así, en casi todas las estadísticas de PISA son los países iberoamericanos que salen mejor parados, por encima de Argentina). Grecia también se sale de la norma porque con pocas horas lectivas (181 menos que en España en la ESO) está por debajo de nuestro país en casi todas las estadísticas.


Se le saca poco partido a las clases. Un niño que entra a las ocho de la mañana, tras el madrugón correspondiente, sale del colegio a las dos de la tarde, en el mejor de los casos, si tiene jornada continua. Seis horas lectivas continuadas rebasan con mucho el umbral de atención.

Un niño triste y aburrido no aprende
«Un niño triste no aprende». Un niño aburrido tampoco. «Todos queremos saber», se lleva en los genes, pero hay veces que las condiciones van contra esa tendencia genética. Paco Abril es escritor, responsable del suplemento infantil de LA NUEVA ESPAÑA «La Oreja Verde» y fue responsable de Programas Educativos de la Fundación Municipal de Cultura de Gijón. Ha estudiado el llamado «modelo finlandés», de poco horario lectivo, mucha clase de potenciación de habilidades y bilingüismo desde Infantil.


Finlandia nos queda lejos (y muy alto). Son modelos educativos diferentes, y países muy diferentes también, empezando porque los poco más de cinco millones de habitantes de Finlandia caben en Madrid y aún sobraría sitio. La segunda gran diferencia viene dada por el llamado índice de estatus social, económico y cultural, que atiende a una serie de factores relacionados con los estudios familiares, el trabajo paterno y las disponibilidades culturales. Finlandia ocupa el séptimo lugar en el mundo, mientras que España se queda en el 38.


Las conclusiones las encontramos en las curvas estadísticas. Una de las planteadas en el informe PISA 2006 divide a los alumnos en tres grandes grupos, según su rendimiento: inferior, medio o superior. Si Asturias fuera un país tendría -seguimos echando mano de los rankings en Ciencias- uno de los porcentajes mayores del mundo en número de alumnos con rendimiento medio, nada menos que el 82 por ciento de los alumnos que participaron en las pruebas, pero sólo el seis por ciento de esos alumnos presenta rendimiento superior, casi cuatro veces menos que Finlandia, pero también números más modestos que el Reino Unido, Holanda, Alemania, Francia, Suecia, Polonia o Noruega, por citar algunos países de nuestro entorno europeo.

Una quinta parte del tiempo, mandando callar 
Los profesores españoles de Primaria y Secundaria pierden cerca de una quinta parte de su tiempo lectivo en poner orden en clase, lo que supone más de 150 horas (sobre las 833 de media en Primaria por curso escolar) que se van al limbo mandando callar, poniendo coto al jaleo o «enseñando» conductas, justo lo que tienen que hacer los padres, y que es evidente que no hacen en buena parte de los casos.
Un reciente informe de la OCDE sitúa a México como el país donde los docentes dedican más tiempo a cuestiones directamente relacionadas con la disciplina (un 30 por ciento del horario lectivo). Eso explica en relación a México el puesto 49 en rendimiento en Ciencias, el 43 en competencia lectora o el 48 en Matemáticas.
LNE www.asturi.as

Fuente: http://educarc.blogcindario.com/2010/09/03199-a-mas-horas-de-clase-menos-rendimiento.html

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)
El cuaderno de Guillermo NO, gracias (Acoso escolar e institucional extremeño)

Horario mundial