Traductores

English cv French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ERA CAMINANTE CONVENCIDO Y NOCTÁMBULO CALLEJERO ...

Buscaba independencia por inquietud personal y libertad por derecho propio. Quiso conquistar la amistad de su dignidad, pero para ello tuvo que pagar una absurda y cínica deuda jamás contraida, que fiscalizó su vida y la de los suyos. Finalmente cayó en la trampa de la tarántula institucional, de la que sólo le separa una fría y seca tapadera semiabierta...

Acoso. Grabación en octubre de 2009

¡NO A LA INCOMUNICACIÓN,POLUCIÓN Y OSCURANTISMO!

¡DIVULGA LOS SIGUIENTES BLOGS, POR FAVOR!

VAGABUNDO TRAS LA LIBERTAD

EL CUADERNO DE GUILLERMO: NO, GRACIAS. (ACOSO INSTITUCIONAL EXTREMEÑO)

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL
Pincha y accede al vídeo

Entrevista por Luís Herrero del Olmo, el pasado 10 de marzo, en "esRadio"

martes, 13 de julio de 2010

Realidad virtual: La verdadera cara de la legalidad. NO ES JUSTO, SENSATO, HUMANO NI ÉTICO

 

Hoy es uno de esos días que me avergüenzo de ser humano; de pertenecer a esa sociedad englobada en lo que denominan “PRIMERMUNDISTA”. Hoy me siento mal porque sigo masticando imágenes ofrecidas por nuestros lobotomizadores Medios de INCOMUNICACIÓN SOCIAL, donde además de ser los reyes del futbol y otras abducidas aficiones a ser idiotizados, nuestros políticos nos comunican las grandes excelencias de nuestra bien desarrollado sistema bipartitocrático, nuestro magno Sistema de Bienestar Social y otras zarandajas por el estilo. Mientras la visión y el oído te duelen por esa vergüenza ajena miserable y falaz diaria, otra realidad asoma: Aquí os presento dos; que son duras, terribles y crueles; incluso diría hirientes para ciertas sensibilidades. En todo caso hay que escupir realidades como las que siguen porque a pesar de intentarse esconder y no ser noticiables es nuestro mejor indicador de que las cosas se están haciendo no mal, sino nefastamente y, lo peor, con complacencia y complicidad. Juzguen ustedes mismos:

Caso 1:

Estas y otras crudas realidades son las que encontramos en nuestros correos, más veces de las esperadas.

PRECISO VUESTRA AYUDA

Por Rosa Segrelles.

Supongo que para ello tendré que empezar por el principio, aunque no sé como...

Llevo muchos meses dedicada a mis padres de 84 años, sí son mayores y con muchos achaques principalmente mi madre, usuaria de silla de ruedas que es la portadora de mi distrofia, pese a que los médicos no estén de acuerdo yo estoy convencida que mucho de lo que desde hace años le ocurre, no es más que mi misma patología... de hecho, los cirujanos no se atreven a operarla de las caderas por este motivo o antecedente familiar.

Coincidiendo con el Congreso de Zaragoza, (al que acudimos en nombre de la ENIL) recibí una llamada telefónica de mi único hermano, para decirme que mi madre estaba en intensivos muy mal y que los Servicios Sociales de Valencia habían decidido enviarlos a los dos a un "Geriátrico", imaginaros mi indignación.. . inmediatamente puse patas arriba a todas las administraciones Valencianas.

Con la única solución que si mi madre salía del hospital, yo personalmente me hacía cargo de ella en mi domicilio y que mi hermano, (recién divorciado de mi cuñada por esta situación) se trasladaba a la casa de mis padres para hacer lo propio con mi padre, que no estuviera solo por las noches y el tiempo que mi hermano no trabajase.

Todo en evitación de que los "granjericen", pues ninguno de los dos lo desea.

Así llevamos dos meses en mi casa, mi madre sigue encamada, con muchos dolores, llagada y precisa ayuda para casi todo por lo que actualmente vienen del ayuntamiento a ayudarnos a las dos, el problema... el de siempre los fines de semana y festivos no existimos para la administració n, yo no puedo cambiarle el pañal ni asearla ya que básicamente es lo mismo que preciso.

Ahora resulta que como mi madre está valorada con grado 2, nivel 1, (valoración pendiente de revisión por agravamiento) dicen que no le corresponden los servicios y que lo mejor sería que yo me hiciera cuidadora informal, con lo que me darían 300€, de esto nada de nada que conozco el percal y si ya renuncie a formar parte de la LePrA, siendo grado 3, nivel 2 porque me quitaban parte de mi pensión de GI, no voy a consentirlo. .. otra opción es que mi hermano pague los servicios de otra persona para atender a mi madre... pero cómo? si justamente se ve en una situación económica muy precaria, con los gastos de la pensión que le tiene que pasar a su hija... esto es de locos, dicen que la constitución nos ampara en derecho pero solo si vas a una Residencia, no!!!

En fin me encuentro con tantos problemas... que solo puedo recurrir a mi familia, vosotras/os ya que creo mi cabeza no carbura nada bien o no pienso con claridad... asesorarme por favor, me estoy hundiendo y eso no me lo puedo permitir.

Gracias.

Fuente: http://diversidadfuncional.blogspot.com/2010/07/la-otra-cara-del-estado-de-derecho.html

Caso 2:

Los días eternos de María

play

  • Una familia sobrevive con un paro de 800 euros y 350 euros de Dependencia
  • Su hija Mónica tiene microcefalia y artrogriposis (86% de discapacidad)
  • Su otro hijo, Alfonso, que enlaza tumor tras tumor, no tiene ninguna ayuda
  • María y Dionisio no se han ido de vacaciones en los últimos 26 años
  • María: 'No puedo comprar ni un regalo de 10 euros a mi hija por su cumpleaños'
  • La ayuda de la Comunidad de Madrid les llega con semanas o meses de retraso
  • Desde la Comunidad dicen que tiene toda la ayuda que contempla la Ley estatal

 

- Alfonso, hijo, súbete el pantalón

- Ayy....

- Que te lo subas, anda, que se te está cayendo

- Joe, con el pantalón...

A su edad, 20 años, algunos chavales optan por bajarse los vaqueros a media nalga. Cosas de la moda. Alfonso saca hoy a su perra, un inquieto Yorkshire, con el pantalón caído también, pero el del pijama del Barça. Es lo más cómodo. A veces la única vestimenta posible. "Hay días que no me puedo poner ni los calcetines". Y ahí va Alfonso despacito, despacito, con su pijama para que mee la Nala. Sólo por las calles pegadas a su casa de Valdelicha, no vaya a ser. "Andando me suelo tropezar, otras me canso rápido, me quedo sentado y la dejo que ella vaya".

Desde los 12 años Alfonso ha ido hilando tumores como vueltas de peonza. En la pierna, en los pulmones. Le han operado más de 20 veces desde que una patada en una riña infantil desvelera un sarcoma de nivel 2 como una pelota de tenis en el gemelo izquierdo. Análisis, pruebas, quimioterpia, recaídas, metástasis en los pulmones... y vuelta a empezar con la quimio. En el Gregorio Marañón ya le conocen en la entrada. Él ni se acuerda de los nombres de todos los niños con los que ha compartido habitación.

"Estoy hecho polvo de tanta quimioterapia y tantos dolores de cabeza", dice Alfonso, que con 14 años dejó los estudios, al que con las sesiones de quimio le aumenta "una barbaridad" las dioptrias -va por 8-, al que ya le resulta imposible leer nada muy de seguido porque empieza un martilleo incesante en la cabeza. "Hay días que no me apetece ni levantarme de la cama". Confiesa que le gustaría trabajar de adiestrador canino, pero claro, el curso vale 700 euros, "y no los tenemos".

Desde hace meses tiene reconocida por un inspector de la Seguridad Social un 72% de discapacidad, pero no tiene ayuda todavía de la Ley de Dependencia [Desde la Comunidad afirman que tiene un grado 1 y hasta el próximo año no está contemplado dársela]. "Si no fuera por mi hermana y mis padres yo ya habría dejado de luchar", suelta con una sinceridad que apabulla.

Cuando se habla de su hermana, le brota un Sansón de dentro. Mónica es la hija mayor de María y Dionisio. Se ha pasado sus 26 años de vida 'en brazos' de sus padres. La artrogriposis y microcefalia que le disgnosticaron al nacer la dejaron quieta para siempre. No habla, pero siente y se comunica a su manera.

No puede comer por sí misma, pero sonríe cuando su hermano le hace un arrumaco. Y no duda en protestarle con gemidos cuando se le olvida ponerle 'Los Simpson'. 350 euros son los que la Comunidad proporciona a la familia por la discapacidad de Mónica, de un 86%. Afrima que llegan siempre con retraso. "Me han llegado a deber tres meses", explica María Díaz, que nunca pudo trabajar.

María en todos los sitios

No tuvo tiempo. María al pie de la cama de Mónica. María preparando el desayuno. María cambiando cada dos horas de postura a Mónica. María tomándole la temperatura a Alfonso en esos días que parece que la cabeza le va a estallar. María quitándole las flemas a su hija para que no se ahogue. María dándole la merienda...

A las tres de la mañana, tras dos jornadas de trabajo seguidas, cae rendida, pero de tan cansada ni se duerme.

"Empiezo a darle vueltas, pensando que no lo entiendo, que los políticos igual no saben cómo es nuestra vida, pero otras pienso que sí lo deben saber". El marido de María, Dionisio, está en paro. Cobra 800 euros de subsidio. Sumando la pensión no contributiva de 340 euros que recibe Mónica de la Comunidad por su gran invalidez no es suficiente ni para diez días. Hacen piruetas por llegar a fin de mes, sobre todo cuando la ayuda que le corresponde por ley no llega. El otro día no pudo pagar la contribución del Ayuntamiento y le pusieron un recargo de siete euros. "¿Y por qué a mí cuando se atrasan no me dan nada?".

Si algún día tienen que llevar a Alfonso al hospital no pueden contratar a nadie para que cuide de Mónica -la Comunidad le ha ofrecido varias veces una residencia y un centro de día, pero María piensa que nadie como los suyos para cuidarla: "¿Quién lo va a hacer mejor que su familia?", se pregunta con razón-. Sus padres, mayores y enfermos, se sacrifican cogiendo dos autobuses desde Madrid. No tienen siquiera 50 euros para pagar la ayuda de domicilio que les corresponde. La ayuda de los 350 euros se esfuma en un santiamén en medicinas necesarias que no cubre la Seguridad Social, o en papillas especiales.

"Si nos pagaran como debieran...", razona María, para la que la "necesaria" rehabilitación de Mónica es también una quimera. "A estos niños no debería faltarles de nada, tenía que sobrarles de todo, pero en vez de abrirnos puertas nos las cierran", asegura con sus 40 kilos llenos de nervio, de fuerza. ¿Y de dónde la sacas? "Yo creo que son ellos los que me dan esa fuerza".

María tiene ángeles de la guarda. Personas anónimas en su mayoría que le envían cosas "que deberían pagar las Administraciones". "Un señor nos ha dado la silla para recostar a Mónica y otra eléctrica para subirla para que duerma conmigo y una cama como la de los hospitales", suelta con lágrimas en los ojos. "Lo único bueno que he sacado de esto tan malo que me está pasando es la gente tan maravillosa que hay. Me está ayudando gente que a lo mejor se lo está sacando de su boca para ayudarnos a nosotros".

No hay noche que María no hable con su amiga de Barcelona, Julia, la que les ha enviado camisetas y merchandising del Barça, y otros regalos. A Julia la quiere más que a una hermana. "A ella también la cubre la Ley de Dependencia y cuando le cuento lo que nos pasa no se cree lo que hay en Madrid. Ella tiene una persona para limpiar la casa, otra para hacer la comida..."

Una reunión con Aguirre

Cuando cae rendida, sueña a veces con que se encuentra con Esperanza Aguirre, "en una conversación de amiga a amiga". Y le cuenta su caso. Y las cosas se arreglan, aunque para su marido y ella no quiere nada. Ellos, que en 26 años no se han ido de vacaciones ni ha visto el mar hasta que este año un programa de televisión les brindó un viaje a Valencia tras la mediación de su hijo.

Ellos, que no pueden comprarle un regalo de cumpleaños a Mónica, aunque "sea de 10 euros", porque "eso es el pan y la leche de una semana". Ella, que cuando su hijo canta de carrerilla por enésima vez un rap que ha escrito sobre su enfermedad no puede evitar emocionarse...

"[...]Esto es una putada,

todos los días tener que tomar la quimio oral.

es hora de olvidar, muchas operaciones,

pero yo supero esto con dos cojones [...]".

- ¿Qué tal lo he hecho mamá?

- Muy bien, hijo, muy bien.

Y María, con lágrimas en los ojos, orgullosa, sigue dando la papilla a Mónica, que sonríe mientras su hermano sigue rapeando -es ultrafan del cantante barcelonés Porta-. "La gente dirá que vaya panorama...pues yo soy la madre más feliz del mundo; si siguieran así..."

Comunidad de Madrid: trato 'especial'

Desde la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid aseguran que han trabajado "especialmente" en el caso de esta familia y subrayan que tiene toda la ayuda posible que otorga la Ley de Dependencia estatal.

Fuentes de la Consejería indican que María sólo ha tenido un retraso "puntual" de varios días al recibir la ayuda de uno de los meses pasados y afirman que desde 2008 ha recibido 13.700 euros y otros 3.000 euros para reformas en la casa.

[Correo de contacto de la familia: alfonso2772@hotmail.com/Telf. 91 873 81 48/658849503

Cuenta corriente de Mónica: Mónica García Gil Díaz/CajaMadrid/20382856343000273683]

Cuenta corriente de María: María Díaz Cañadas/CajaMadrid/20382411733000486447]

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/06/21/madrid/1277141430.html?a=3692177b4740a0a492a4ab81ba9cd545&t=1277246684&numero 

…….

Caso nnnnnnnnnnnn

¿Seguimos?

NO ES JUSTO, SENSATO, HUMANO  NI ÉTICO

1 comentario:

Cantares dijo...

Manuel, te dejo un beso

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)
El cuaderno de Guillermo NO, gracias (Acoso escolar e institucional extremeño)

Horario mundial