Traductores

English cv French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ERA CAMINANTE CONVENCIDO Y NOCTÁMBULO CALLEJERO ...

Buscaba independencia por inquietud personal y libertad por derecho propio. Quiso conquistar la amistad de su dignidad, pero para ello tuvo que pagar una absurda y cínica deuda jamás contraida, que fiscalizó su vida y la de los suyos. Finalmente cayó en la trampa de la tarántula institucional, de la que sólo le separa una fría y seca tapadera semiabierta...

Acoso. Grabación en octubre de 2009

¡NO A LA INCOMUNICACIÓN,POLUCIÓN Y OSCURANTISMO!

¡DIVULGA LOS SIGUIENTES BLOGS, POR FAVOR!

VAGABUNDO TRAS LA LIBERTAD

EL CUADERNO DE GUILLERMO: NO, GRACIAS. (ACOSO INSTITUCIONAL EXTREMEÑO)

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL
Pincha y accede al vídeo

Entrevista por Luís Herrero del Olmo, el pasado 10 de marzo, en "esRadio"

miércoles, 22 de agosto de 2012

El chico que no sabía obedecer

 

image

César

Pablo tenía un hermano mayor y su padre siempre se lo ponía de ejemplo. Ésta pudo ser la razón por la que Pablo jamás obedeciera, ni a su padre ni a nadie. Desde que tiene memoria, siempre se reproducía el mismo conflicto en casa.

–Pablo, ayuda a tu madre a poner la mesa –ordenaba el padre.

–Mándaselo a Edu, que yo estoy cansado –respondía Pablo.

–Edu está estudiando.

–Por eso, para que haga algo con las manos, que parece un inútil.

–No hables así de tu hermano. Él obedece, no como tú.

–Pues por eso, que ponga la mesa.

Pablo no le dejaba alternativa a su padre, que siempre terminaba cascándole. Pero ni así conseguía que pusiera la mesa. Lo mismo un lunes que un domingo, lo mismo con la mesa que con la cama, lo mismo para ir al cole que para volver y lo mismo en el cole que en la catequesis, Pablo ni obedecía a su padre ni obedecía a nadie, ni al cura ni a la profe ni los santos mandamientos.

Mientras Pablo fue niño, sus desplantes se podían tolerar mal que bien. Pero pasaba el tiempo y su rebeldía no cedía. Nadie hacía vida de él. Era tan inteligente que difícilmente podías argumentar en su contra. Además, le gustaba estudiar y los resultados académicos eran excelentes, con lo cual tapaba la boca a los que le reprendían su rebeldía.

–Eres un indisciplinado –le decía la profe de Mates.

–Yo no necesito de las disciplinas para aprender lo que usted no sabe enseñar –respondía Pablo.

–Y además eres un maleducado.

–En eso le tengo que dar la razón, ustedes son mis educadores y no lo hacen nada bien.

–No voy a tolerar más desplantes de usted. Diga a su padre que venga mañana a hablar conmigo.

–Se lo va a tener que decir usted, yo no me hablo con él.

Estos diálogos eran un espectáculo en clase y terminaban siempre con Pablo en el despacho del director, expulsado del aula. Pero como era el alumno más brillante del instituto, nadie tomaba medidas drásticas.

El padre estaba tan preocupado con este monstruo de hijo que terminó haciendo una llamada que venía madurando durante muchas noches de insomnio.

–Paco, no hago vida de mi hijo, el pequeño. ¿Habría alguna posibilidad de matricularlo en tu internado para el curso que viene?

–Ya sabes, Antonio, que este centro es de mucho nivel –y Paco era el director.

–Por eso no te preocupes, Paco. Lo peor de mi hijo es que es más inteligente que cualquiera de sus profesores. Y que yo mismo, por eso no he conseguido deslomarlo. ¿Qué te parece?

–Ya me está interesando el caso de tu hijo. No te prometo nada, pero si lo matriculas aquí, por lo menos te libras de él durante el curso.

Comenzó el curso para Pablo en un páramo de Madrid con agua de pozo artesiano, en un pueblo cerca de Villaconejos. El internado estaba muy bien equipado, con instalaciones deportivas aceptables y con un profesorado, que si no muy cualificado, sí con experiencia. A Pablo no le importó el cambio, hasta lo agradeció, tenía más independencia allí.

El primer conflicto se presentó en el comedor, después de unos pocos días de orientación y toma de contacto. El pollo en salsa del menú era incomestible. Y como es natural, lo dijo.

–Este pollo no se lo daba yo ni a mi gato.

Todos los compañeros de la mesa le dieron la razón a Pablo. Y el pollo que se montó en el comedor sí que fue de primer orden. No saltaron los platos, con filete y salsa, contra la pared de milagro.

Tuvo que venir el director a poner orden. Probó del plato de Pablo aquel filete repugnante y no tuvo más remedio que darle la razón.

–Yo tampoco le daría el filete a mi gato.

–Asombroso, es la primera vez que un adulto me da la razón –le dice Pablo al dire, sinceramente admirado.

–Pablo, a veces no basta con tener razón, también hay que saber defenderla con las palabras adecuadas, antes de sacar los revólveres.

Desde aquella comida boicoteada, no volvió a comerse pollo seco en el comedor del colegio.

Y muchas más cosas cambiaron durante el curso por las críticas de Pablo, que no se cortaba, pero no se volvió a montar ningún otro pollo. Bastaba con decirlo y negociarlo. Pablo había tomado nota del consejo del director y se esforzaba por hacerse entender.

–Antonio, –le dijo su amigo Paco, el dire, cuando volvió a encontrarse con el padre de Pablo al final del curso– tienes un hijo que ya lo quisiera yo para mí. Es un líder y es de natural noble y solidario, una verdadera joya, una verdadera promesa. No sé si lo habremos hecho bien, pero tu hijo no se ha equivocado nunca durante este curso, puedes estar seguro.

–No sabes la alegría que me das.

–De todas formas, te compadezco, no es nada fácil tratar con un genio. Y su rebeldía cada vez será más peligrosa.

–¿Pero eso no se cura?

–Mucho me temo que no, y más si el chico es inteligente –dijo el dire, que sabía de lo que hablaba, dedicado toda su vida al troquelado de adolescentes.

Fuente:

http://escribiradrede.blogspot.com.es/2012/08/sentada-del-9-de-agosto-de-2012.html

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)
El cuaderno de Guillermo NO, gracias (Acoso escolar e institucional extremeño)

Horario mundial