Traductores

English cv French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ERA CAMINANTE CONVENCIDO Y NOCTÁMBULO CALLEJERO ...

Buscaba independencia por inquietud personal y libertad por derecho propio. Quiso conquistar la amistad de su dignidad, pero para ello tuvo que pagar una absurda y cínica deuda jamás contraida, que fiscalizó su vida y la de los suyos. Finalmente cayó en la trampa de la tarántula institucional, de la que sólo le separa una fría y seca tapadera semiabierta...

Acoso. Grabación en octubre de 2009

¡NO A LA INCOMUNICACIÓN,POLUCIÓN Y OSCURANTISMO!

¡DIVULGA LOS SIGUIENTES BLOGS, POR FAVOR!

VAGABUNDO TRAS LA LIBERTAD

EL CUADERNO DE GUILLERMO: NO, GRACIAS. (ACOSO INSTITUCIONAL EXTREMEÑO)

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL
Pincha y accede al vídeo

Entrevista por Luís Herrero del Olmo, el pasado 10 de marzo, en "esRadio"

miércoles, 24 de agosto de 2011

Condolencias al dolor y la pena impotente de un final cercano

 

(Léase http://programadedesarrollopsicosocial.blogspot.com/2011/08/sobreviviendo.html )

Estimada Carmen:

Aunque es fácil escribir, sin mamar muchas veces las tristes y minantes vivencias del desaliento, todo mi ánimo, apoyo y solidaridad contigo y con toda tu familia.

Supongo que esa tristeza inundada de pesar, impotencia y soledad que provoca como un ser tan especial, querido y sentido como un padre o madre (padre en tu caso) se desvanece y diluye arrastrando tras de sí no sólo el dolor emocional, sino, creo por lo que has transmitido, el muy frustrante dolor físico de una enfermedad degenerativa, que os anticipa un pequeño resto de vida, cual vela a punto de apagarse, siendo ya una declaración de lo último, aunque creo tu padre finalmente debe descansar si esa enfermedad invasiva hiere cruelmente, ya no sólo en lo anímico sino en lo físico.

Como bien planteas e incluso intuyo, jamás es justo el final para quien se quiere bien, para quien se adueña sentimentalmente de uno, pero es ley de vida y somos química; eso sí elaborada y sazonada con muchas hormonas inteligentes y sobre todo sensibles que nos producen unas pocas alegrías y mucho, mucho pesar y sentimientos encontrados que reflejan e indican la concepción, simbolismo y pertenencia a nuestros recuerdos pasados y presentes; y por qué no decirlo futuro, dado que son a estas figuras próximas a las que izamos con el recuerdo del día a día durante mucho tiempo y que, jamás olvidamos, pues siempre amanecen esos sentimientos encontrados en cualquier momento del día para ser homenajeados: al principio con muchas lágrimas derramadas para luego con nuestra experiencia y disfrute en ese rincón electo de quienes nos ganaron el corazón para ser recordados con mucha ternura y no poca devoción.

También planteas apesadumbrada, abatida y frustrada el déficit empático, sanitario y social que enfermedades dilatadas y muy costosas anímica, emocional y económicamente producen a quienes se deberían encargar de subsanar en parte esta fractura total a todos los niveles, donde desgraciadamente la falta de códigos humanos, deontológicos y éticos aprietan aún más el dolor de las familias, ya desgastadas y cansadas, en su particular batalla contra el stress y el desasosiego crecientes.

La psicología del ser humano denominado en demasiadas ocasiones como profesionalizado, en trances tan al límite del sentimiento y la pena, a menudo no da la talla ni en la forma ni en el fondo y es en momentos tan duros como tantas familias atravesáis, donde la escasez de un sencillo gesto de cercanos profesionales (que a veces se convierten en fríos individuos distantes y amorfos) nos producen un sinsabor cercano al menosprecio del dolor humano; ese que parece puede ser vulgarmente comprado por simples aunque escasas monedas de unos pocos; como si el último sinsabor y la pena por sentir que lo que más apreciamos; no sólo en vida, sino desgastado por el sufrimiento físico también, tuvieran precio pactado. Sinsabor Amargo y estrujado que puede ser tan contrario en momentos de felicidad respecto al duelo de la proximidad del final dolido. Ahí daña sobremanera, la disciplina, frialdad y anonimato de quien teniendo en sus manos un trabajo que debiese estar rubricado por un exceso de humanidad y empatía muchas veces se olvida y es agnóstico al triste y apagado pesar de enfermos y familiares.

Desde aquí mucho ánimo Carmen. Cuenta conmigo como decía el poeta. Si puedo echarte una mano ahí estaré; sino al menos sabrás que tendida está esperándote. Un abrazo inmenso, que te ayude a soltar en parte esa sobredosis de pena y cansancio acumulados.

Espero que esas lágrimas contenidas se derramen con la frecuencia necesaria para que te ayuden a descargar tanto dolor y de alguna forma te aseguren llegar hasta el final de una senda entristecida por la insensatez e incoherencias sociales y sanitarias. Cuídate, amiga mía. Andamos por aquí, al otro lado del charco, pero cerquita.

(Dedicado a Carmen, su familia y su padre. Y por supuesto al mío, Pepe, que falleció hace ya casi 20 meses, aunque todos los días lo rememoro y lo conservo aquí cercano y próximo).

Va por ti y los tuyos, Carmen. Un abrazo sentido de quien se considera amigo

Manuel

Fuente vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=3movl0P95Ms

 

Nota: Aunque el tema dedicado quizás converja hacia otras “supervivencias”, no es menos cierto que un país desarrollado debería contar, entre otras herramientas con una correcta y adecuada Sanidad pública; en este caso universalizada y subvencionada o gratuita para todos y cada uno de los ciudadanos de ese país. Valga pues, ese lamento cantado…

2 comentarios:

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Se que ahí estás Manuel.Lo siento y lo sentí desde el primer momento que entablamos nuestra amistad virtual y no por eso menos válida. Tus palabras me ayudan y ahora más que nunca, pues lograron que suelte esas lágrimas contenidas. Acepto agradecida esa mano tuya que a pesar de la distancia la siento muy cerca.Un gran amigo que con tamaño gesto y delicadeza se ha tomado un tiempo para dedicarlo a mi familia y a mí este hermoso y emotivo momento. Gracias por tocar mi corazón, todo mi aprecio. Carmen

Vagabundo dijo...

Gracias a tí, Carmen, por permitirme que pueda acercarme a tí, dándome la confianza necesaria que se le ofrece a un amigo, para poder compartir sentimientos mutuos. También momentos encontrados; sean o no duros como estos que en familia soportáis.
Mucho ánimo.
Un fuerte abrazo

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)
El cuaderno de Guillermo NO, gracias (Acoso escolar e institucional extremeño)

Horario mundial