Traductores

English cv French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ERA CAMINANTE CONVENCIDO Y NOCTÁMBULO CALLEJERO ...

Buscaba independencia por inquietud personal y libertad por derecho propio. Quiso conquistar la amistad de su dignidad, pero para ello tuvo que pagar una absurda y cínica deuda jamás contraida, que fiscalizó su vida y la de los suyos. Finalmente cayó en la trampa de la tarántula institucional, de la que sólo le separa una fría y seca tapadera semiabierta...

Acoso. Grabación en octubre de 2009

¡NO A LA INCOMUNICACIÓN,POLUCIÓN Y OSCURANTISMO!

¡DIVULGA LOS SIGUIENTES BLOGS, POR FAVOR!

VAGABUNDO TRAS LA LIBERTAD

EL CUADERNO DE GUILLERMO: NO, GRACIAS. (ACOSO INSTITUCIONAL EXTREMEÑO)

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL
Pincha y accede al vídeo

Entrevista por Luís Herrero del Olmo, el pasado 10 de marzo, en "esRadio"

domingo, 21 de septiembre de 2014

“Personalidad frágil” de víctimas de acoso escolar: Causa para archivar denuncias

 

Manuel Rodríguez G.

blogfondo

Leyendo la siguiente noticia es fácil comprender cuál es la dinámica, realidad y ninguneo de demasiados casos de acoso escolar, Según la noticia, a través de la propia Fiscalía, “El año pasado se registraron en ese territorio (Guipuzcoa) cinco denuncias por acoso escolar y

bullying a menores, cuatro menos que el año anterior”. Cinco gravísimas denuncias en toda una provincia frente a un 25% de casos que se calculan en estudios tan acreditados como el informe Cisneros de Araceli Oñate e Oñaki Piñuel. Desconozco la población que atiende esta fiscalía, pero presumo que si tenemos en cuenta el informe Cisneros, el aumento de este terrorismo socio-escolar y las denuncias realizadas, el indicador resultante es muy triste, lúgubre y desalentador: Cinco denuncias frente a nueve del año anterior. Todo un “record” porque a este paso, en un período muy breve de tiempo, habrá que darle la razón al Sistema Educativo que sistemáticamente ha negado que el acoso escolar existiese en nuestras aulas – lo mismo que se ha dicho en tantas y tantas sociedades implicadas.

Una cosa son los casos que se han tomado inicialmente en consideración tras las oportunas denuncias (5 casos) y otra muy diferente y bastante llamativa, los que por diversas causas no son contabilizados, desestimados e incluso archivados. Por supuesto no son mostrados.

Llama la atención cuando se dice ““El hecho de que no hubiese testigos directos de tales incidentes, unido a la personalidad frágil de ambas víctimas, aconsejó adoptar la resolución indicada” (es decir archivar la denuncia de esa chica que ha intentado suicidarse varias veces). Lamentable tirar a la basura somatizaciones y secuelas de las víctimas e incluso indirectamente utilizarlas contra ellas para manifestar la “frágil personalidad de la víctima”; es decir usarlas de chivo expiatorio para dar a entender que estas chicas son víctimas de si mismas, dadas sus “débiles personalidades”.

Si observamos las somatizaciones características de quienes han sufrido acoso escolar, como lo muestran cuestionarios tan prestigiosos y precisos con el AVE (Acoso y Violencia Escolar) de los mencionados expertos Oñate y Piñuel, podemos comprobar que todos esos indicadores reflejan el daño psicológico, demasiadas veces irreparables y miden las secuelas de las demasiadas víctimas de “personalidad débil”; tan débiles parece ser que no es extraño que muchas de ellas piensen en la única salida viable en ciertos momentos: el suicidio inducido. Por desgracia, no pocas lo intentarán. Algunas morirán.

AVE (Acoso y Violencia Escolar)

Índice global de acoso: Escala que mide la intensidad de la conducta de acoso y hostigamiento, mediante la frecuencia que la víctima señala que sucede.

Intensidad de acoso: Indicador de gravedad global que permite establecer la intensidad con que la víctima percibe la situación de acoso.

Dimensiones clínicas:

  • Hostigamiento: Conductas de acoso escolar consistentes en acoso psicológico, a través de desprecio, falta de respeto y consideración hacia la dignidad de la víctima.
  • Intimidación: Evalúa conductas de acoso escolar que busca amedrantar, apocar o desgastar emocionalmente a la víctima.
  • Integridad: Conductas conducentes a atemorizar mediante amenazas o extorsión contra la integridad física de la víctima o familiares.
  • Coacciones
  • Bloqueo social: Persiguen el aislamiento social o grupal por la marginación impuesta por esta conducta de marginación y bloqueo hacia la víctima.
  • Exclusión social: Busca excluir y marginar cualquier participación de la víctima a través del aislamiento social.
  • Manipulación social: Conductas dirigidas a distorsionar la imagen de la víctima y desacreditarlo socialmente.
  • Agresiones.

Daños clínicos:

  • Ansiedad: Valoración de diversa sintomatología, ligada al cuadro ansioso-depresivo de la víctima.
  • Estrés postraumático: Sensación de peligro inminente, inquietud, nerviosismo y ansiedad de tipo recurrente que da lugar a que algo terrible puede ocurrirle a la víctima.
  • Distimia: Perturbación del humor, manifestado en bajada del tono afectivo, tristeza, desesperanza y estado de ánimo depresivo.
  • Disminución de la autoestima.
  • Flashbacks o reexperimentación intrusiva.
  • Somatizaciones: Presencia de síntomas psicosomáticos en la víctima.
  • Autoimagen negativa: Visión personal deformada de la propia víctima, debida a la propia situación de acoso.
  • Autodesprecio: Se evalúan una actitud de desprecio y odio hacia si mismo, siendo un posible indicador de alerta ante posibles conductas autolíticas.

Ante expectativas como las que se leen no es difícil ponerse en el pellejo de estas víctimas. Víctimas no sólo de los acosadores, sino de quienes debiesen prestarles auxilio y por negligencias, desidia, incomodidad, exclusión y cinismo social miran a otro lado negando crueles realidades y desatendiendo ética y humanamente a estas víctimas. Y ahí entramos todos, obviamente unos más que otros…

Hablar de personalidades frágiles, particularmente, me rememora antiquísimas sociedades como la de Esparta, donde cualquier “defecto” del individuo se sentenciaba arrojándolo al Monte Taigeto. En nuestra “avanzada sociedad” parece válido el pretender hacer justicia, justificando que el maltrato recibido por las víctimas es consecuencia de sus diferencias (“debilidades”), sean estas genéticas o como consecuencia de un terrorismo denominado acoso escolar.

Independientemente de la personalidad de cada individuo, NADIE debe ni puede apoyarse en estas reflexiones espartanas. Sencillamente se está usando la justicia como un nuevo Monte Taigeto; en este caso institucional, donde el golpe nefasto y mortal de la caída será sustituido por la exclusión, desamparo y ostracismo radical y donde la única diferencia quizás sea que “al débil” (por naturaleza o por consecuencia) no se le empuje físicamente sino psicológicamente. Muy mal vamos, me temo…

 

Una menor víctima de acoso escolar intenta suicidarse tres veces

http://www.deia.com/

La Fiscalía de Gipuzkoa recoge que la niña era “vejada por su condición anoréxica”

Una menor donostiarra víctima de acoso escolar ha intentado quitarse la vida por tres veces, según recoge la memoria de la Fiscalía de Gipuzkoa. El año pasado se registraron en este territorio cinco denuncias por acoso escolar y bullying a menores, cuatro menos que el año anterior, aunque en uno de los casos una de las víctimas se intentó suicidar en tres ocasiones. Además, constan también 18 denuncias relacionadas con las redes sociales, la mayoría por insultos y amenazas a través de Tuenti o WhatsApp, de las que únicamente siete dieron lugar a la incoación de expedientes.

Una de las denuncias por acoso escolar afectaba a dos jóvenes, a las que “se vejaba por su condición anoréxica”, una de las cuales intentó suicidarse mediante la ingesta de pastillas la primera vez, y en otra ocasión, tras declarar ante la Fiscalía, trató de arrojarse al río desde un puente.

Las diligencias previas de este caso se archivaron “por no quedar suficientemente acreditados los hechos, aunque todo apuntaba a su existencia (insultos, amenazas y aislamiento en el ámbito escolar)”, señala el informe, que se ha conocido esta semana, y que hoy coincide con el décimo aniversario del suicidio de Jokin Zeberio en Hondarribia, víctima del acoso escolar.

“El hecho de que no hubiese testigos directos de tales incidentes, unido a la personalidad frágil de ambas víctimas, aconsejó adoptar la resolución indicada, dado que de haber habido juicio el resultado probatorio hubiese sido nulo en atención a los expuesto”, precisa.

Este mismo año, agrega la Fiscalía, ha entrado otro expediente en el que figura que la misma chica ha intentado suicidarse de nuevo mediante la ingesta de pastillas a causas de los insultos y amenazas de los que al parecer es objeto en las redes sociales por parte de otras jóvenes.

La Fiscalía menciona también otro caso de bullying, esta vez en el centro de menores Azpilikueta de la Diputación Foral, donde tres jóvenes obligaron a ingerir comida de perro a otro compañero de piso con “un grado importante de minusvalía”. La escena, en que se oía decir “tonto, niño de mierda, mira cómo come, voy a potar, qué vídeo más bueno para YouTube”, fue grabada con el teléfono móvil de uno de ellos y subida a esa plataforma de Internet.

Hay otro expediente relacionado con el caso de un chico al que otros jóvenes rompieron los frenos de la bicicleta y sufrió un accidente de “gran gravedad” que le mantuvo ingresado varios días en la UVI. Los hechos ocurrieron en junio de 2012, pero la causa sigue “viva” por “la tardanza del perjudicado en curar”.

De los siete expedientes incoados por insultos y amenazas en las redes sociales, el de “mayor relevancia”, destaca la Fiscalía, es el de un menor de 14 años que fue atado a un árbol, al que intentaron bajar los pantalones y grabaron un vídeo que fue difundido por WhatsApp.

Señala que “de similar gravedad” son unos hechos ocurridos en 2011, que cuando fueron denunciados ya habían prescrito, en los que una joven accedió al ordenador de otra y, tras descubrir sus claves, se apropió de tres fotos en las que estaba desnuda y las distribuyó a terceros por la cuenta de correo.

 

 

 

 

jueves, 11 de septiembre de 2014

A Lola: ¡92 años ya!

 

Manuel Rodríguez G.

Lola

11 de septiembre de 2014: 92 años ya Sonrisa. Felicidades Lola, a pesar de que tus enormes lagunas y tu escasa memoria no te permiten evocar tantos momentos vividos con tu esposo y tus siete hijos. Momentos intensos de mucho esfuerzo, tesón, angustias, lágrimas, enfados, preocupación, pero también sonrisas, emociones, dulzores, complicidad y alegría junto a Pepe, tu marido ya fallecido, hace casi 5 años.

Recuerdos que te los robó tu mente cansada por tantos años vividos; estos últimos disfrazados con el frío olvido, algunas pesadillas y muchas cómodas pastillas me temo.

Recuerdos que ya te impiden sopesar el mucho trabajo arduo y difícil de esa España que te tocó lidiar; llena de penurias, pobreza y hasta hambruna, pero imagino llena de ilusiones hasta tus apenas catorce años inquietos que se cortaron por una guerra atroz; esa que dividió demasiadas esperanzas; sueños y quimeras de gente sencilla y alegre como tú y él, Pepe; gente que sólo quería vivir en paz, aunque fuese celebrando el día a día con un cacho de pan, unas pocas viandas y muchas ganas de disfrutar de una principiante adolescencia de trece años o poco más. Una guerra que tiró de él, con apenas diecisiete años, sin ningún aviso, advertencia o elección posible; pues a menudo mandaba la zona donde estuvieseis ubicados y poco más. Eso o el tiro implacable de algún mando si advertía replicas, temores o contrariedades ante asustados, aún niños, soldados obligados a ser pistoleros, sin más y bajo la nula ideología de muchos de ellos.

Luego, tras esos tres años intensos de secuestro por el bando correspondiente, y con un par de heridas en su pierna (quién sabe si por las balas de algún amigo o familiar obligado tras las trincheras contrarias) llegó él, pero también el enorme hambre de la postguerra, el racionamiento y el volver a pensar en un futuro, ya muy incierto y me temo muy crudo. Pero teníais de vuestro lado la fuerza y la ilusión quimérica que dan los veinte años, a pesar de los tiempos lánguidos, involucionistas y estériles que siguieron y sufristeis a esa España que también perdió su lamentable apuesta en parte de la II “Gran Guerra”.

Luego vinieron los retoños, como bien mandaban las “deidades y la patria”: numerosos y escalonados; y aunque en estos tiempos que corren parece de locos, a siete pariste y a siete sacasteis adelante: tú y Pepe. Hambrientos años 40, complicadísimos años 50. Pero salisteis adelante con esa fortaleza interior que da el poder y el querer inmensos. Llegaron los 60 y con ellos un par de seiscientos, a cada cual más intensos. El segundo, aún siendo del mismo tamaño; o sea minúsculo, era capaz de dar cabida a buena parte de la familia que ya era definitivamente de siete pupilos allá por el verano del 64. Un espacio muy reducido pero que como vosotros dos: madre y padre, era capaz de contener y albergar muchos sueños, aspiraciones y casi utopías hoy día. Y hablamos de crisis en estos momentos. Aquello si que era contención y tesón. ¡Madre mía, lo que hicisteis, lo que habéis hecho por todos nosotros!

No es bueno olvidar; y aunque en tu caso los muchos recuerdos se han ido migrando demasiado deprisa estos dos últimos años, es justo recordarte, al menos unos pocos detalles de tu enorme deambular, de la huella que has ido dejando con el paso firme, provechoso y amable que has recorrido con todos nosotros.

11 de septiembre de 2014: 92 años ya. ¡Felicidades Lola, felicidades MAMÁ! Sonrisa

CAM00710

CAM00712

CAM00718

Publicación relacionada:

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2012/05/ti-que-eres-madre.html

domingo, 7 de septiembre de 2014

Un terrorismo denominado acoso escolar

Manuel Rodríguez G.

exiliados

Vergonzosa y sistemática realidad. Obligan bajo presiones y chantajes zafios a acudir a determinados guetos psicológicos, bajo la falsa fachada de “Escuelas” a quienes son hostigados por comisión de maltrato (por acosadores) y omisión de socorro (por Direcciones de demasiados centros escolares). Si la víctima se niega a acudir al campo de concentración psicológico, l@s  S.S. apoyando al centro en cuestión y siguiendo las directrices marcadas por la policía política (perdón, quise decir Inspección educativa) pondrán en marcha su enorme arsenal psicológico-propagandístico para fagocitar a la víctima y familia, a través del enorme poder que da la supuesta y “sacrosanta” protección del menor, en forma de presiones zafias consistentes en supuestas y cínicas denuncias por supuesto absentismo escolar, lo que dará píe a la posibilidad de la pérdida de la custodia de los padres hacia ese hijo víctima. La víctima y su entorno próximo familiar quedan así kafkianamente abocados a dos clases de acoso y derribo: El escolar y el socio-institucional.

La conclusión de esta cruda y lastimosa lección parece clara desgraciadamente: A callar y a “joderse”… y cómo diría el chiste, si llega el caso dicen los prácticos, los que no se andan con protocolos legales, que hay que tomarse la justicia por uno mismo, pero eso sí: “que no se note”. No vaya a ser que te llamen “Mafioso”. Triste, mísero pero real. ¿Por qué se niega tanto acoso y violencia escolar?. ¿No será que en realidad quienes debieran proteger y garantizar los derechos y libertades de esos menores nos están indicando a los demás, que en realidad hay que actuar por uno mismo pero sin que queden pruebas ?.

Me temo que se está sembrando la semilla de la violencia, se está regando y nutriendo a conciencia. Hay mucha incomodidad y miedo a erradicarla. Estamos siendo educados irremediablemente en esa cultura del miedo. Y lo peor es un proceso cotidiano asumido y aceptado ya, que pasa factura y que indica la sociedad hacia la que evolucionamos. Una sociedad fascista e involucionista, donde prima la fuerza a la razón, la represión a la justicia, la competitividad sin reglas a la cooperación grupal, la sumisión a la verdad…

- Me gustaría ver la mirada y el discurso de esos supuestos protectores institucionales ante la presencia de madres como la de Jokin, el joven que se tiró por el muro de Hondarribia, el primer caso conocido de suicidio inducido (aunque me temo no el primero)

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2011/09/el-suicidio-de-jokin-in-memorian.html

- Me gustaría escuchar el argumento de esos responsables ante madres como la de Carla Díaz Magniem, la chica que se tiró por los acantilados en Gijón con tan sólo 14 años

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2014/04/me-van-buscar-nadie-me-va-defender.html

- Me gustaría conocer la respuesta de estos personajes, cara a cara con la madre de Sarai Mondragón que con 13 años se vio obligada a ahorcarse

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2014/03/bullying-un-cielo-lleno-de-angelitos.html

- Me gustaría  observar el rostro de quien debería explicar a la atónita madre de Mónica Jaramillo que con 15 años y como las anteriores no pudo más, por qué nadie hizo nada por esa joven …. esas y muchas más; víctimas todas ellas de una forma u otra obligadas a ir a un lugar donde lo de menos era el aprendizaje, socialización y cooperación, como tan repetidamente se nos cuenta, pero donde esa presión, violencia y chantaje por activa o pasiva indujeron al suicidio  a estas víctimas condenadas y empujadas a tomar la decisión más radical en sus breves y obligadas biografías rotas…

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2013/10/acoso-escolar-justicia-o-incomodidad.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2013/10/adolescente-se-suicida-tras-el-bullying.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2011/12/breves-biografias-obligadas-y-rotas.html

 - Me gustaría saber qué pueden decir quienes se denominan garantes institucionales a esa madre de la siguiente noticia, cuando su hija aterrorizada le ruega que no la lleve a esa cárcel escuela…

 

bullying 0008

Miedo al acoso escolar

Una madre de Bailén asegura que su hija de 9 años es víctima de los compañeros y critica que Educación no le da alternativa

ABC  http://sevilla.abc.es/andalucia/andalucia.asp

¿Qué me pasará en el colegio? ¿Qué me harán hoy? Vivir aterrorizado con la idea de asistir a la escuela es algo por lo que no debería pasar ningún niño. Tampoco ningún padre debería ver sufrir a uno de sus hijos por algo que tendría que ser evitable: el acoso entre escolares. Esta situación es la que afirma estar viviendo una madre de Bailén (Jaén) con su hija de 9 años, alumna del Colegio de Educación Primaria General Castaños. Su principal interés a día de hoy es evitar a toda costa que la pequeña comience el curso en el mismo colegio, pero asegura que la la Delegación de Educación le ha dicho que «no hay plazas en ningún otro».

Tener verdadero miedo a ir al colegio, padecer síntomas psicosomáticos, sufrir un bajón en el rendimiento escolar, volverse irritable o dejar de ser invitado a los cumpleaños son síntomas de que un menor está siendo objeto de acoso. La pequeña —siempre bajo el testimonio de su madre— los tiene y, lo que es peor, acumula cuatro partes por lesiones del curso pasado. «Antes era una niña feliz, sacaba buenas notas y tenía muchos amigos», comenta María José, la madre. Ahora, «me pide: protégeme, no quiero volver a ese colegio».

Los partes son del Hospital San Agustín de Linares y del Centro de Salud de Bailén, a los que se suman otras tantas visitas a urgencias por distintos traumatismos y dificultad para respirar. «Fue en el hospital donde me dijeron que no era normal que le pasase todo aquello en el colegio, porque ella al principio no contaba nada», recuerda.

La confirmación y los detalles los tuvo después, cuando comenzó a llevar a su hija al psicólogo y supo, por ejemplo, cómo algunos compañeros la habían tirado al suelo para después propinarle patadas y arrastrarla, la habían forzado a comer cosas del suelo o que era práctica habitual burlarse de ella y de su familia. Y aunque tiene claro quién o quiénes fueron los agresores, al tratarse de menores, no quiere pronunciarse.

Los partes por lesiones remitidos por los médicos al Juzgado de Guardia y una denuncia realizada por María José ante la Guardia Civil no tuvieron el apoyo que ella esperaba entre los responsables del General Castaños, que remitieron informes con su visión sobre lo sucedido al Juzgado Mixto 5 de Linares, quien consideró que «no aparece debidamente justificada la perpetración de delito» y decretó el sobreseimiento provisional.

 

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)
El cuaderno de Guillermo NO, gracias (Acoso escolar e institucional extremeño)

Horario mundial