Traductores

English cv French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ERA CAMINANTE CONVENCIDO Y NOCTÁMBULO CALLEJERO ...

Buscaba independencia por inquietud personal y libertad por derecho propio. Quiso conquistar la amistad de su dignidad, pero para ello tuvo que pagar una absurda y cínica deuda jamás contraida, que fiscalizó su vida y la de los suyos. Finalmente cayó en la trampa de la tarántula institucional, de la que sólo le separa una fría y seca tapadera semiabierta...

Acoso. Grabación en octubre de 2009

¡NO A LA INCOMUNICACIÓN,POLUCIÓN Y OSCURANTISMO!

¡DIVULGA LOS SIGUIENTES BLOGS, POR FAVOR!

VAGABUNDO TRAS LA LIBERTAD

EL CUADERNO DE GUILLERMO: NO, GRACIAS. (ACOSO INSTITUCIONAL EXTREMEÑO)

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL

ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL
Pincha y accede al vídeo

Entrevista por Luís Herrero del Olmo, el pasado 10 de marzo, en "esRadio"

miércoles, 27 de agosto de 2014

¿Hasta cuándo?… otro caso más: El destierro del acosado

 

Cronologia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manuel Rodríguez G.

No puedo negar que cada vez que leo noticias como la que abajo reproduzco, aparece en mí una ansiedad manifiesta y a la vez rebelde, tras saber que demasiados miserables campean a sus anchas, mientras una niña, sigue sola y perdida en su ya triste adolescencia. Vienen a mi memoria experiencias análogas a las que ahí se cuentan, dado que mi hija es un claro ejemplo de víctima ligada a ese terrorismo psicológico, denominado acoso escolar.

Otro caso más y de nuevo la impunidad hace mella en el entorno de la víctima. Y es que la idea que queda es que la violencia es rentable. Solicitud de 80 horas de trabajo para la comunidad ante una posible condena contra los años que el chaval sufrió acoso escolar.

Resolución: Negación del problema por parte del colegio y exilio de la víctima a otro Centro. Y nada más. Esa, desgraciadamente es la postura enraizada del Sistema Educativo y de las Instituciones medradas o complacientes que lo consienten.

Con esa cínica actitud se está macerando demasiada tensión, falta de credibilidad hacia las Instituciones implicadas y un amargo regusto de planteamientos ligados a la toma de decisiones para administrar la justicia por uno mismo; es decir, el mensaje que se está dando a muchos jóvenes es que la denominada Justicia no existe o al menos, ésta es demasiado permeable con los agresores. Por tanto se está acrecentando el aprendizaje inconsciente del “ojo por ojo, diente por diente”, sólo que quien ha sido humillado y hostigado tan cruelmente durante ese dilatado tiempo (incluso con posibilidad de sufrir cuadros ansioso-depresivos y estrés postraumáticos), puede llegar a tener una visión muy radical de ese “ajuste de cuentas personalizado”:

Consigo mismo, sintiéndose desterrado de todos y de todo y “quitándose de en medio”; es decir suicidándose como única salida a su sufrimiento en silencio y la inacción socio-escolar de demasiados actores implicados…

O, por el contrario, vaciando su ira contenida, su dolor y su agresividad almacenada por tanta violencia recibida, de quienes le llevaron a ese túnel oscuro y  desesperado. En el peor de los casos, un mal día, se hablará de  que un loco armado indiscriminadamente “segó” la vida de unos cuantos estudiantes… entre los que quizás estuviesen no sólo algunos de sus agresores, sino incluso algunos testigos cómplices.

Las autoridades seguramente aducirán, en uno u otro caso, una posible enfermedad mental del individuo; sólo que llegado el caso, quizás les incomode confirmar que ante todo fue víctima de ese cáncer silencioso y cobarde, por consentimiento y complicidad de quienes nada hicieron para remediar tan tristes y duras vivencias.

En cualquier caso, habrá ganado la violencia, por omisión o comisión, pero habrá ganado. Es, sin duda alguna, el mensaje que está calando y calará en buena parte de la sociedad Triste¿A quién se lo debemos?

 

El martirio de un estudiante acosado

http://sociedad.elpais.com/

Un menor relata en un sumario judicial las  humillaciones y agresiones a las que le sometió un grupo de compañeros de clase durante tres años tres años

(Foto: Fachada del colegio Santo Ángel de Sevilla. / Paco Puentes)

José Antonio Hernández

La escena de la puerta del colegio —su hijo de 15 años abrazado a su hermana, de tres, con “ojos llorosos y mirada perdida”— estremeció a la madre. Intuyó al instante que estaba ante un nuevo episodio del “grupito de siempre” contra su hijo. El que hacía años que venía amargándole la vida. Era 31 de marzo de 2011 y A. (todos los protagonistas de este reportaje son menores de edad) confesó a la madre que tenía miedo por si le pegaban los del “grupito”. Ese día fue el último que acudió al colegio Santo Ángel de la Guarda, de Sevilla. Desde entonces, las comunicaciones entre el colegio y la familia se desarrollaron vía burofax. Los padres acusaron al colegio “de no hacer nada para evitar el martirio” vivido, y más tarde lo detallaron ante la fiscal de Menores, que abrió un proceso por un delito contra la integridad moral.

Un juez de menores de Sevilla absolvió a los expedientados por falta de pruebas

El juicio duró cuatro días. El fiscal pidió 80 horas de trabajo en beneficio de la comunidad para cinco alumnos y nueve meses de libertad vigilada para uno de ellos. El juez les absolvió porque algunos hechos estaban prescritos y de otros no había pruebas. Aun así, la sentencia deja abierta la vía civil por si los padres quieran exigir una indemnización por los daños causados a su hijo.

Según el sumario judicial, los primeros problemas empezaron en 2009. Al chico le molestaba que le pusieran motes alusivos a su cabeza. Los motes iban acompañados de aislamiento e insultos: “Cabezón, champiñón...”.

Un día, en clase de informática, uno del “grupito” convenció a otro para que dibujase un champiñón con un cigarro en forma de cabeza. Ajeno a la treta, el profesor incluyó el dibujo como portada en todos los monitores, conectados en red. Al abrirse las pantallas, las risas de la clase sembraron de lágrimas los ojos de A. “Sentí vergüenza y agaché la cabeza”, contó A. después a la policía. El profesor quitó la imagen y le pidió perdón. Dibujos parecidos aparecían algunas mañanas en la pizarra. Para A. el colegio se convirtió en un suplicio. Su rendimiento cayó estrepitosamente: “¿Qué me pasará hoy? ¿Qué me harán? ¡Y nadie hace nada...!”. El menor intentó quitarse la vida.

Algunos alumnos tenían la costumbre de tirarse bolígrafos unos a otros en los cambios de profesor. A. perdió muchos. Los del “grupito” se los quitaban del estuche y no se los devolvían. Sus escasos amigos también habían sufrido en ocasiones las arbitrariedades de estos líderes de la clase.

El fiscal pidió 80 horas de trabajos comunitarios para los cinco implicados

A. comenzó a acudir a este colegio concertado con cuatro años. Sus problemas empezaron cuando, en sexto de primaria, vio a un alumno que hasta entonces creía amigo, romperle la cremallera de la cartera. Lo comentó a sus padres y estos a los del otro (cuya inicial es B.). B. nunca se lo perdonó. Durante la ESO, comenzó “a difamarle”. “Es un chivato”, expandía en el aula. Luego llegaron los motes, y el aislamiento.

A. no entendía por qué siempre era él la diana del grupo. Lo pasó muy mal el día en que uno de ellos le convirtió en objetivo de un violento juego escolar que ellos llamaban chante. Ese juego les sirvió para propinarle “15 puñetazos normales y tres muy fuertes”. Aprovechando que un alumno estaba distraído, otro amagaba con darle un golpe. Si en un acto reflejo la víctima se apartaba, el que había hecho el amago buscaba la mano de los alumnos que hubiesen presenciado la acción; por cada uno que se la estrechase, este se consideraba autorizado para darle un puñetazo en su nombre. 26 alumnos estrecharon la mano. Cuando su madre le vio por la noche el moratón, A. mintió diciendo que se lo había hecho en baloncesto.

Otro de los alumnos que le hacían “la vida imposible”, era un repetidor de curso con problemas con la Fiscalía de Menores. A. le tenía pánico. Según la fiscalía, un día le robó un móvil de 400 euros. El chico pidió que se lo devolvieran pero solo recibió como respuesta “rostros de risa”.

Poco después, otro alumno llamado M., el que más solía humillarle con los motes y su verdugo en el juego del chante, interrumpió un día una clase y exigió que apareciese su teléfono. No lo tenía en su mochila. Él y sus amigos dieron por hecho que había sido A. Le miraron la cartera y, al ver que no estaba allí, le pidieron que se subiera los pantalones por si lo llevaba en los calcetines, y luego que se los bajara por si lo guardaba en los calzoncillos, delante de toda la clase. A. mostró los calcetines y salió corriendo del aula. El teléfono estaba escondido en un árbol, según confesó el menor a un amigo. “Quiero que se dé cuenta de lo mal que se pasa. Pero se lo devolveré dentro de unos días”, se sinceró. Su amigo se comprometió a devolverlo por él sin delatarle. Aun así, trascendió su autoría y los problemas con el grupo arreciaron. Insultos, empujones, mofas constantes... Varias veces acudió A. a la orientadora del colegio para expresarle su malestar por las vejaciones. La orientadora, según el sumario, habló con quienes le insultaban y les dijo que debían acabar con su acoso.

No solo le insultaban: también llegaron a ponerle de escudo de fechorías de otros. En una ocasión el grupo le acusó de ser uno de los alumnos que había escupido a través de una ventana unos padres que visitaban el centro. A. temió que si no lo admitía le pegasen a la salida de clase, y se confesó autor. “Me dolió mucho”, contó el menor al fiscal. La misma impotencia que sintió el día en que otro miembro del grupo, lanzó un borrador en clase y destrozó un castillo en el que el menor estuvo trabajando durante la Semana Santa para entregarlo al profesor de manualidades. Este le exigió que pidiera disculpas. Y lo hizo, pero “riéndose”.

Cuando todo estalló el 31 de marzo de 2011, los padres de A. empezaron a explicarse la tristeza que solía traer a casa el menor, y por qué un adolescente que sacaba buenas notas de pronto suspendía la mitad de las asignaturas. Se activó el protocolo de acoso, pidió el cambio de centro y ahora hace una vida normal en un nuevo centro.

Los padres denunciaron al colegio como responsable subsidiario. La versión que dieron los responsables del Santo Ángel de la Guarda es que no supieron del acoso hasta mayo de 2011, y que dieron una “respuesta inmediata y proporcionada” a todos los hechos (los motes, el robo del móvil...). Los padres de A. han logrado que la Junta de Andalucía traslade a su hija pequeña al mismo colegio que su hermano. Huyen de la imagen que se encontró la madre aquel 31 de marzo a las puertas del colegio

viernes, 15 de agosto de 2014

¿Becas y ayudas para el alumnado con TDAH?

Manuel Rodríguez

 becas NEE2

Como cada año, una vez más se publican y ofertan becas para Alumnado con Necesidades Educativas Específicas. Como cada año las solicitaré. Como cada año me la denegarán, aunque las causas serán distintas pero, cómo no: me la denegarán, a pesar de que detrás de estas negativas, tengo claro, están los “efectos colaterales” de mis escritos de denuncia.

El curso pasado, el Sacrosanto Sistema Educativo, se basaba en que mi hija se había matriculado fuera de plazo, lo cual era falso y demostrable. Este año la supuesta causa ha venido a ser que mi hija no asistía a un colegio “especial” y, por otro lado, se acogían a que como nos habían concedido 260 € para ayudas de material de Bachillerato, lo hacía incompatible con la supuesta ayuda para psicoterapia que estos niños necesitan.

De nada han valido mis argumentos, aportando bastantes informes, donde declaro que mi hija, como la inmensa mayoría no está escolarizada en un colegio “especial” (granjerización) sino en uno a distancia, a través del MECD. Opción no elegida por ella, sino obligada por las graves vivencias de sus tres colegios presenciales anteriores y la ineptitud de todo un Sistema Educativo para aportarle los apoyos y protección que la estudiante necesita. Opción educativa fundamentalmente dirigida a causas excepcionales …. y donde oficialmente el acoso escolar no ha existido. Modalidad educativa obligada, tanto que ni siquiera mi hija ha tenido la opción de escoger la rama de Arte, la que le hubiese gustado. Por supuesto tampoco nada de “Atención a la Diversidad”.

 Dirigido a...

Personas que estén en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria o acrediten otros estudios equivalentes, y que se encuentren en algunos de los siguientes casos:

  • ser de nacionalidad española y residir temporal o habitualmente en el extranjero;

  • residir en el extranjero sin ser de nacionalidad española y haber cursado previamente estudios reglados españoles;

residentes en España en cuya Comunidad no exista la modalidad de Bachillerato que deseen cursar o en los que concurra alguna causa excepcional que lo justifique (ej: variar con frecuencia de lugar de residencia por pertenecer a familias de vida itinerante, o dedicarse a actividades especiales: danza, música, deporte...)

 

En definitiva, una vez más el Sistema Educativo, liderado por el correspondiente a mi Comunidad Autónoma, Extremadura, ha conseguido su fin: abortar esa ayuda necesaria. Y ya son demasiados años. Tantos como los que llevo solicitándolas desde que a mi hija se le diagnosticó y corroboró su Trastorno por Déficit Atencional, allá por el curso 2007. Demasiados años como para prever personalmente que desde hace demasiado tiempo que estas decisiones son motivadas por mi insumisión y denuncia de los graves hechos ocurridos a mi hija en su paso por las aulas presenciales de sus tres antiguos colegios y el disfraz y polución de esta lamentable y dilatada vergüenza institucional.

A esta sistemática discriminación,  al menos yo, lo denomino represión y uso interesado de bienes públicos por cargos institucionales. Me temo que, desde mi punto de vista es gravísimo porque ya no sólo margina y discrimina sistemáticamente a una menor con una discapacidad reconocida (y por ende a su familia) sino que además mi impresión es que se hace uso indebido de esas ayudas públicas, cual si se tratasen de vulgares dádivas graciables por quienes tienen la potestad de firmar una denegación y unos recursos públicos, no privados aunque el modus operandi a veces muestre lo contrario. Muy grave, me temo, pero nada excepcional en esta España nuestra de pandereta virtual y bastante diversificada respecto al uso de interesadas varas de medir respecto a una Justicia dubitativa y a veces demasiado complaciente con el entramado institucional. Así nos va.

Como diría Blas de Otero: “me queda la palabra”… Y con ella la dignidad.

 

Escritos relacionados:

 

 

 

Abierto el plazo de becas y ayudas para el alumnado con TDA/H

La Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades ha convocado las ayudas para el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, incluyendo al afectado por el TDAH, para el curso académico 2014-2015, que pueden solicitarse hasta el próximo 30 de septiembre.

Publicadas el sábado 12 de julio en el Boletín Oficial del Estado (BOE), estas ayudas van dirigidas a alumnos afectados por el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad) que requieran, por un período de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de discapacidad o trastornos graves de conducta.
También recoge esta convocatoria los subsidios por necesidades educativas especiales derivadas de discapacidad o trastorno grave de conducta para familias numerosas y otras para programas específicos complementarios a estudios reglados de enseñanza en niveles obligatorios y postobligatorios.

Los destinatarios son los alumnos escolarizados en centros educativos españoles, que acrediten la necesidad específica de recibir apoyo educativo y reúnan los requisitos establecidos.

Los requisitos generales son acreditar la necesidad específica de apoyo educativo, de acuerdo con lo requerido en las bases de la convocatoria para distintas situaciones y tipos de ayuda a conceder y económicos.

La cuantía a conceder para estas ayudas tendrá distintos componentes, en función de los requisitos y circunstancias del solicitante.

Plazo de presentación: Hasta el 30 de septiembre de 2014

BOE Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Becas y ayudas para alumnado con necesidad específica de apoyo educativo para el curso académico 2014_2015 (243 KB)

jueves, 14 de agosto de 2014

Reflexiones ante las vivencias de una madre por la incomprensión y dejadez del Sistema educativo

 

Manuel Rodríguez G.

dolor
Como leo a menudo en demasiados foros y relacionados, reproduzco las vivencias de una de las muchas madres y algún que otro padre,  ante la situación de ninguneo, desidia, dejadez, falta de competencia y actitud de demasiados colegios hacia niños con problemas diversos; en este caso de una niña inatenta, quizás con Tiempo Cognitivo Lento (TCL o SCT ). Reflexiones amargas, agotadoras, impotentes y faltas de respuestas por quienes se deben ética, humana y profesionalmente a este grupo de alumnado: Todo un Sistema Educativo incoherente y carnavalero, por aquello de disfrazar muy a menudo con falsas caretas la denominada y a menudo inexistente Atención a la Diversidad de la que tanto presumen pero escasamente verifican. Las supuestas Necesidades Educativas Específicas que este grupo de alumnado necesitan, brillan por su ausencia y Normas teóricamente garantistas, protectoras, inclusivas e igualitarias como se proclaman en la envejecida LOE e incluso en la próxima LOMCE, se violan y coartarán en la práctica, como casi sistemáticamente viene ocurriendo en toda la geografía española.
Mientras tanto seguirán las campañas orquestadas en pro del TDA/H, su difusión y dudoso conocimiento, a nivel escolar, sanitario y social. Se alabarán los logros conseguidos, las conquistas y derechos inherentes… sólo que esas medallas quedarán en manos de unos pocos elegidos, mientras demasiados afectados y familias implicadas seguiremos impotentes, incrédulos, ninguneados, desasistidos y apenas auxiliadas por lo que publicitan bastantes organizaciones que se autoproclaman defensoras y de apoyo en pro de este colectivo. Tan solo unas pocas se salvarán.  ¡Así nos va! Triste

 

S.J

Soy madre de una niña de 12 años con TDA ( Trastorno por Déficit de Atención sin Hiperactividad). Fue diagnosticada en verano del año pasado. Ahora mismo cursa 1º de la ESO, y está siendo un calvario. Os cuento:

Entregamos los informes psiquiátricos a su tutor para que iniciara el protocolo educativo pertinente. Nunca quisimos que a mi hija se le modificara el contenido curricular, ni recibiera clases de apoyo. Ella recibe todas sus clases como un niño "normal" y yo me encargaría de buscarle por la tarde profesores particulares que son combinadas conmigo, las tardes que libro del trabajo. Lo único le pedimos al tutor fue que, por favor, la sentara en solitario y que mediante contacto físico, sin interrumpir la clase, le tocara el hombro, chascara los dedos.. para centrar su atención.

La tarea es increíblemente exagerada, puedo estar sentada desde las tres de la tarde hasta la una de la mañana, descansa los ratitos pertinentes pero, aunque está con tratamiento médico, tarda muchísimo en hacerla o retenerlo. Aparte de tarea escrita, hay tarea por ordenador, realización de tests... que cuelgan en días festivos o tarde y si no los ha realizado los retiran o te penaliza quitando puntos de la nota. Según pasaban los meses e íbamos hablando con profesores nos íbamos dando cuenta de que ninguno sabía del trastorno de mi hija, y en esta segunda evaluación ya no aguantamos más. Suspendió tres asignaturas, lengua, mates y naturales. No porque haya suspendido, mates y lengua sabíamos que no lo entendía pero en naturales la suspendieron con una media de 7. ¿Por qué? según su tutor, por su comportamiento, que se distraía mucho y no interactuaba y protestaba con mucha facilidad. La mesa de mi hija estaba alejada, atrás y lejos de la pizarra y con otro niño, con lo cual su distracción estaba asegurada. Mi pregunta fue por qué estaba sentada en ese sitio, a lo cual me dijo que “él no la había sentado ahí, que cada profesor tenía su estructura de aula”. Fuimos a protestar a dirección, y no estaban enterados de nada de lo de mi hija, ni profesores, ni nadie. El tutor no había dicho nada y había perdido los informes psiquiátricos. Pusimos el grito en el cielo. He tenido que llevar información sobre el TDA y las pautas de cómo actuar en el aula para trabajar con ellos, pues ni el equipo psicopedagógico del instituto fue capaz de hacerlo.

Mi decepción es enorme, me duele muchísimo el ver el sacrificio de mi hija, el trabajo que ha tenido desde que empezó este curso para que la suspendan estando aprobada por comportamiento, decepcionada por el mal actuar del tutor, decepcionado porque han criticado que suspendiera y no han valorado que ha subido notas en las demás.. ¿ es normal tanta tarea? ¿es normal que sea por ordenador y con un tiempo determinado para hacerla? No lo entiendo, mi hija está ahora desmotivada, me cuesta mucho más sentarla a estudiar y veo que todo el trabajo que he realizado con ella lo han tirado por tierra.

martes, 12 de agosto de 2014

ALMAS ROTAS: “…cuando vuelva a nacer, lo que más me gustaría es tener amigas”

 

soledad

Manuel Rodríguez G.

Días atrás, leía accidentalmente un comentario en las redes sociales. El texto que reproduzco a continuación, es de P.A., un padre que prefiere estar en el anonimato:

"ALMAS ROTAS
Este texto debería brotar en rojo para plasmar mi sentimiento. No se manifiesta desde la pasión, sino desde mi más profundo dolor.
Ese, para el cual, no se ha inventado ningún narcótico... el dolor del alma

-Papa... ¿puedo decirte algo?
-Claro que si cariño.
-Cuando vuelva a nacer, ¿sabes qué es, lo que más me gustaría tener?
-Dime, ¿qué es lo que más te gustaría tener?
-No te molestes, tú sabes que yo te quiero mucho. Pero cuando vuelva a nacer, lo que más me gustaría es tener amigas.

Es en ese momento, cuando un dolor invisible recorre tus sentidos. Un dolor más allá de tu corazón, mas allá de tu ser... El dolor del alma.
No puedo comprarle las amistades, no puedo meterme en ese mundo pre-adolescente, con códigos internos secretos, pero sin que se de cuenta, seguiré abriéndole los espacios, para que lo siga intentando."

……………………………………………………

A esa niña y a ese padre, decirle que, antes o después, conocerá a alguien que sabrá mirar más allá de esa capa superficial que es la apariencia grupal de estar rodeada de compañeros, que no de amigos. Alguien aparecerá que sabrá valorar y reconocer el diamante en bruto que posee esa niña. Diamante no percibido por mediocres compañeros, pero sí por alguien que merecerá la pena y que sabrá distinguir entre la apariencia de una cáscara superficial y vana y el corazón limpio de quien hoy día se siente incomprendida y en total soledad.

El día que leí estas palabras, mi hija soltaba sus últimas lágrimas de dolor y desconsuelo por ese mismo motivo. Demasiada soledad, demasiado aislamiento, demasiada incomprensión. No he podido evitar echar una mirada atrás y recordar el dilatado periplo del infructuoso caminar en una senda infinita, sin compañía, vacía y llena de prejuicios, sinsabores y desprecios de demasiados caminantes que comenzaron ese camino con ella o simplemente se cruzaron y la excluyeron desde la más tierna infancia. Y ya son 16 años... Te entiendo perfectamente, P. A. A ti y a tu hija.

Os dejo con algunos enlaces donde muestro ciertas reflexiones amargas, que desgraciadamente siguen vigentes actualmente… seguramente no pocas coincidentes con lo que manifestaba ese diamante en bruto, esa chica a ese padre. Pequeña amiga, no tendrás que volver a nacer. Un día sin tú saberlo conocerás a alguien que valdrá muy mucho la pena, ¡ya lo verás!. Un abrazo para ti y tu papá  Sonrisa

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2010/11/creo-en-ti.html

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2011/01/el-otro-cumpleanos.html

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2011/11/felicidades-silvia-sigo-creyendo-en-ti.html

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2010/08/no-es-excusable-olvidar-hay-que.html

 

lunes, 11 de agosto de 2014

Se crea la especialidad médica de “Psiquiatría del Niño y del Adolescente”

PLATAFORMA ESPECIALIDAD PSIQUIATRIA INFANTIL Y JUVENIL

Manuel Rodríguez G.

El pasado 6 de agosto, se ha publicado en el BOE el Real Decreto por el que se crea la nueva titulación de especialista en Psiquiatría del Niño y del Adolescente,

http://www.boe.es/boe/dias/2014/08/06/pdfs/BOE-A-2014-8497.pdf

https://www.msssi.gob.es/gabinete/notasPrensa.do?id=3358

Fue en 2007 cuando se inició un movimiento en pro de esta especialidad, no existente en España, dado que los verdaderos y escasísimos psiquiatras infanto-juveniles apenas llegaban a tres docenas en todo el país. Especialistas que tuvieron que formarse fuera de nuestras fronteras; caso de Mª Jesús Mardomingo (Estados Unidos) o Joaquín Díaz Atienza (Francia). Especialistas estos últimos que preocupados por esta falta de especialidad iniciaron los primeros pasos para instaurar la creación de esa subespecialidad médica. Recuerdo por ese año los primeros contactos surgidos por el Dr. Díaz Atienza con algunas madres y un par de padres más. Contactos que no fructificaron por distintos motivos y que finalmente se diluyeron. Más tarde, parte de esas madres, junto al tesón y coraje de otras que se unieron, crearon la Plataforma de Familias para la creación de esta subespecialidad. Finalmente, aunque tarde y quizás algo dependiente y descafeinada, dados los vaivenes políticos de estos últimos seis años, esta Plataforma ha conseguido dicha subespecialidad, no existente hasta la fecha en España (junto con Rumanía, Letonia y Malta, los únicos países de la UEE que no tienen reconocida la Especialidad de Psiquiatría Infanto-Juvenil o Paidopsiquiatría). Especialidad que en Europa y Estados Unidos se cursa en un período de 5 o más años).

http://www.plataformafamilias.org/quienes-somos/

En el horizonte de este país una especialidad, la de Psiquiatría Infanto-Juvenil o Paidopsiquiatría que aunque reconocida tarde, esperemos comiencen a dar su fruto, para que la prevención, seguimiento, evolución, medios  asistenciales y tratamientos de trastornos y patologías infantiles se verifiquen adecuadamente y no sigan tristemente ninguneadas o devaluadas; y por supuesto no tratadas o infradiagnosticadas, cuando no erradas.

En este caldo de cultivo tampoco es de extrañar que ciertos trastornos no sean detectados hasta la adolescencia, cuando los indicadores patológicos están ya anclados y enquistados; incluso más tardíamente en no pocos adultos que son "descubiertos" por antecedentes en sus hijos, como la denominada "enfermedad invisible" o TDA/H, que aún a día de hoy sigue siendo vista con demasiada ignorancia (involuntaria o interesadamente) mientras los afectados siguen siendo en demasiadas ocasiones, víctimas de una desidia socio-sanitaria y, sobre todo, escolar.

Lejos de buscar polémicas, sólo sé que a día de hoy existen demasiados “licenciados” que se dedican a la pediatría, neurología, psiquiatría, psicología… profesionales, no pocos desgraciadamente, que aún tienen la caduca opinión de que trastornos como el TDAH desaparecen tras la adolescencia y que es la hiperactividad la piedra angular y nuclear de este tipo de trastorno, desechando incluso a los muchos afectados del subtipo inatento, sobre todo en niñas. Del tempo cognitivo lento ¡qué decir!. No existe para ellos.

Esta, inicialmente, docena de personas que formaron la Plataforma de Familias para la Creación de la Especialidad de Psiquiatría Infantil y Juvenil eran las siguientes:

Vicen Soto (*), Ana Medina (**), Lola Palomino, Mª del Pilar Camacho, Elena Alonso, Belén Martínez, Kelly González, Mª Jesús Calvo, Mª Carmen Monleón, Goizalde Tovar, Margarita Nuevo y Beatriz Ibarburu (esta última fallecida tras un implacable cáncer).

clip_image004

Un camino largo, de más de seis años, en mitad de una crisis sin precedentes y con las dificultades de varios cambios de Gobierno, desde el del Ministro Bernard Soria hasta el actual.

Seguramente estas “hormiguitas”, que así se autodenominaban, nunca pensaron que el camino fuese tan arduo, a veces laberíntico cuando ante ciertas expectativas ilusionantes, surgía un tropiezo y un retroceso importante en forma de cambios políticos, paralizaciones y retrasos de fechas. Sin duda alguna, Bea, a la que no tuve el gusto de conocer, aunque  me habló mucho de ella, mi amiga Vicen Soto,  estaría muy orgullosa de esa consecución

A Bea y a estas madres referenciadas, finalmente se lo debemos. ¡FELICIDADES!

Como dice el dicho: Al César lo que es del César…

Os dejo con algunos enlaces relacionados:

http://www.plataformafamilias.org/

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2012/06/trastorno-por-deficit-de-atencion.html

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2012/07/para-cuando-la-especialidad-de.html

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2013/11/deficit-de-atencion-la-salud-mental.html

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2011/02/ano-y-medio-tras-el-anuncio-de-la.html

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2011/10/comunicado-sobre-creacion-especialidad.html

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2012/06/en-busca-de-la-puesta-en-marcha-de-la.html

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2011/08/homenaje-una-madre-coraje.html   Vicen Soto (*)

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2010/09/no-te-rindas.html  Vicen Soto (*)

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2010/07/recordando-cierta-gente.html  Ana Medina (**)

martes, 5 de agosto de 2014

La práctica del código deontológico ante víctimas de acoso escolar: Cambalache

 

Manuel Rodríguez G.

etica_thumb1

No son pocos los profesionales/especialistas, normalmente ligados al sector público, que pueden intervenir en un caso de acoso escolar: profesorado, inspección, asistentes sociales, psicólogos, especialistas médicos y un largo elenco. “Profesionales” que, en demasiados casos atienden ineficazmente a su ética y código deontológico. Pocos tienen la valentía de poner en marcha esas dos condiciones: ética y deontología para amparar a la víctima. Lejos de cumplir con esas obligaciones personales y profesionales, no es extraño que se acomoden a las pautas, corporativismos, recomendaciones e incluso presiones/chantajes de quienes ostentan la condición de “Superiores jerárquicos”. Por el contrario, si no se sigue esta senda marcada, no será extraño atenerse a “curiosas consecuencias”, llamémoslas “daños colaterales”…

En mi caso, he comprobado y cotejado como ninguno de los “maestros” de los tres colegios por los que pasó mi hija dieron la talla; ya no sólo por mirar a otro lado ante la exclusión, discriminación y acoso sufridos, sino incluso nos pocos por desacreditarnos e incluso atacar indirectamente con obscenas falsedades, rumores sibilinos y otras muchas poluciones indecentes a víctima y familia.

De inspección qué decir: hace demasiado tiempo que en contra de lo que se supone es inspeccionar, supervisar, paliar y llevar a buen puerto las medidas y herramientas que el Sistema Educativo debería aportar al alumnado, este básicamente se ha comportado como una verdadera policía política, donde a base de consignas, órdenes y misivas, generalizadamente ejercen su enorme poder a través de las direcciones de los colegios, ocupadas a menudo por individuos sumisos y dóciles que atenderán con diligencia y obediencia las consignas marcadas por Inspección. Por supuesto, el cotejo para estos prepotentes vigilantes de sus taifas no existe y la sistémica respuesta ante alguna denuncia o queja es el síndrome de negación y la agresiva respuesta hacia quien ose desdecirlos (la mejor defensa, aunque sea nada ética debe el ataque).

Aún recuerdo los encuentros con algunos de ellos y la liliputiense talla humana y ética que me mostraron. Incluso de algún personaje que junto al actual Jefe de Inspección de mi Comunidad, tuvo la indecencia, chulería y arrogancia de venir a advertirme que “muy pronto tendría problemas”…. como los tuve al escaso mes siguiente: “Falsa denuncia a Infancia por supuesta desprotección hacia mi hija”.

Respecto a ciertas asistentas sociales, destacar el metódico procedimiento de actuar cual inquisidores actores, donde el resorte de una denuncia por una familia ante el acoso escolar de cualquier colegio (sobre todo público), activa toda la maquinaria represora y corporativista para agredir a la familia en forma de bulos, rumores y caza de brujas, poniendo en duda las actuaciones de los padres ante sus vástagos; y lo peor extendiendo ese mensaje envenenado por toda la sociedad próxima a los afectados. De ese modo se entierra el caso de acoso (que a estas alturas ya no es sólo bullying sino además, por ende acoso institucionalizado) y, dependiendo de la actitud familiar, se aireará más o menos ese chantaje zafio y emocional: Si la sumisión es aceptable dejarán que el tiempo y las mentiras borren cualquier rastro del acoso originado. Si por el contrario, la familia se niega a caer en esa propaganda goebbeliana e intenta denunciar y seguir divulgando el caso, la fagocitosis de todo el entramado institucional se pondrá en marcha y “en aras a proteger al menor” actuarán con métodos represivos y totalitarios. Ese que el poder público puede conferir a tanto desalmado.

Marcado tengo, cómo una patética asistenta social se negó a escuchar a mi hija cuando ella intentaba explicarle los sucesos de hostigamiento y acoso en su último colegio y cómo años atrás, otra negaba ayudas para mi hijo y a la vez era partícipe del acoso y derribo hacia mi, tras el escrito de denuncia que me vi obligado a realizar a máximos responsables políticos de mi Comunidad, Extremadura e incluso al Defensor del Pueblo.

He conocido también a algunas psicólogas ligadas al sector público y a colegios; alguna de ellas, con suculenta clientela proporcionada por colegios afectados a ese acoso escolar, que en modo alguno dudaron en posicionarse del lado de los centros y desdecir y negar el grave caso de acoso constatado y diagnosticado con tal de seguir en algún puesto relevante a nivel local o bien engordando su cartera de clientes, como digo en buena parte por la colaboración de estos centros con esta “avispada profesional de la psicología”.

Me he visto obligado a aguantar las presiones y chantajes zafios de psicólogos pertenecientes a la Consejería de ¿Igualdad? que, en lugar de ayudar y atender a esa niña desvalida han hecho piña junto con otras instituciones ligadas para intentar doblegar la dignidad de quien ha denunciado gravísimos hechos, menospreciando el acoso escolar y la discriminación de la niña a costa, no de la ignorancia; sino del falso celo profesional, nulo auxilio y sobre todo cinismo prepotente de quien quiere demostrar con falsos hechos que hay que plegarse y ser sumiso ante cualquier institución, pues debe ser una máxima de estos Neo Torquemadas institucionales aquello de que el fin justifica los medios, aunque el fin sea enterrar a una niña en el mayor de las exclusiones y los medios para ello sean paralelos a los que cualquier terrorismo imponga a las víctimas.

Y, cómo no, he sufrido a no pocos “especialistas médicos”, con sus dubitativos informes, no pocos negados finalmente por el miedo y la presión que alguno me llegó a confesar (tanto que cuando alguno tuvo ocasión se quitó de enmedio y pidió traslado); otros negando hechos ante la incomodidad del caso; desdiciéndose cuando llegado el momento había alguna reunión con los propios censores e incluso alguno temblando ostensiblemente cuando el miedo les indicaba que no debían firmar unos acontecimientos constatados, pero que evidenciaban que la ética, el código deontológico y el juramento hipocrático eran contrarios a ellos.

Como indicaba al principio de este escrito hay “Profesionales” que, en demasiados casos atienden ineficazmente a su ética y código deontológico. Seguramente sus intereses egocéntricos, sus miedos, presiones de terceros, miserias e incluso cobardías de no pocos han sustentado y nutren a todo este proceso de acoso institucional, generado, no lo olvidemos por tapar y disfrazar en origen la discriminación, exclusión y acoso hacia una menor. Discriminación, aislamiento y soledad total que, lamentablemente, se sigue produciendo ha día de hoy.

Poco que ver con lo que a continuación se recomienda en la siguiente publicación, respecto a los Principios Generales de Código Deontológico:

 ACOSO ESCOLAR Y CÓDIGO DEONTOLÓGICO

 

PUBLICACIONES RELACIONADAS (entre muchas otras de la siguiente bitácora):

http://elcuadernodeguillermonoacoso.blogspot.com.es/2013/03/extremadura-una-grande-y-libre-iii-al.html

http://elcuadernodeguillermonoacoso.blogspot.com.es/2011/05/insumision-y-hartazgo-de-chantajes.html

http://elcuadernodeguillermonoacoso.blogspot.com.es/2011/06/cita-ciegas-con-torquemadas.html

 

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)

Te invito a entrar en un nuevo blog (Pincha y accede)
El cuaderno de Guillermo NO, gracias (Acoso escolar e institucional extremeño)

Horario mundial